viernes, 19 de abril de 2013

Gulas-Chanquetes a la Green Peace

Según palabras de Falsarius Chef:
HE AQUÍ UNA RECETA ENGAÑOSA COMO LA QUE MÁS, SORPRENDENTEMENTE RICA, CON AIRES DE VERANO Y CHIRINGUITO, Y RESPETUOSA CON EL MEDIO AMBIENTE.
Estoy totalmente de acuerdo con él, no sé a quién se le habrá ocurrido pero es ingeniosa, divertida como tapa y barata además de muy sabrosa. La vi ayer en su página web y me quedé pillada con las ganas de probarla. He tardado 24 horas, afirmo por propia experiencia que vale la pena, así que aquí la tenéis.
También os presento a continuación de ésta una versión experimental mía.

Gulas-Chanquetes a la Green Peace 



Ingredientes

1 bandeja de gulas
Harina de rebozar (tipo tempura)
Agua
Aceite de oliva
Sal
Limón para aliñar



En un plato hondo se ponen 2 o tres cucharadas de harina para rebozar y se le añade agua poco a poco hasta tener una crema espesita. Se remueve bien y se deja reposar un par de minutos. 
Mientras tanto se puede poner aceite abundante en la sartén, o en un cazo pequeño (mi propia versión de freidora para poca cantidad) y dejar que se caliente  . Cogemos las gulas y las pasamos por la masa de rebozar, procurando que queden bien cubiertas y separadas. Cuando el aceite esté caliente se van echando con cuidado. Como dice Falsarius lo ideal sería de una en una, pero eso es un poco difícil así que si coges dos o tres tampoco pasa nada, lo mejor es cogerlas con la mano, soltarlas en el aceite y tener una bayeta húmeda cerca para limpiarte los dedos y así evitar pringar la rasera con el rebozado. Como se doran enseguida el proceso es rápido, vas haciéndolas en pequeñas cantidades y sacándolas a un plato con un papel absorbente. Cuando estén todas escurridas de aceite, se pasan a otro plato con un poco de sal por encima. Justo antes de comértelas, añadiremos unas gotas de limón sobre la fritura. Son crujientes y deliciosas.


Versión experimental

He probado en plan experimento a prepararlas también al estilo andaluz, sólo rebozadas con harina de garbanzos y aunque el aspecto es inmejorable la verdad es que no quedan crujientes como en la receta original, de manera que tienen una tendencia a quedar gomosas. Seguiré experimentándo y os cuento.



2 comentarios:

  1. Y los pezqueñines-chanquetines siguen vivitos y coleando,,colorín, colorado...y mi plato he rebanado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ecología y sostenibilidad en estado puro, sin mencionar lo buenas que están las gulas bien cocinadas!!

      Eliminar