miércoles, 24 de abril de 2013

Pollo al Curry Rojo LIGHT

Para l@s que estáis en plena Operación Bikini, como yo, os presento esta receta, de Pollo al Curry Rojo Light, para animarnos, porque ya estamos hart@s de tanto aburrido hervido y plancha, este "guiso" demuestra que se puede comer estupendamente siguiendo la dieta.
Hay muchas recetas de pollo al curry, otro día pondré alguna de las versiones más potentes de este plato que aunque no es excesivamente contundente,  tiene algunas calorías de más, porque las auténticas recetas suelen llevar leche de coco, que queda buenísima o crema de leche, etc., en resumen, que no son muy adecuadas para una dieta, y como a mi me encantan, decidí hacer una versión light del plato, investigué un poco por internet y éste es el resultado de mi particular mezcla.  Espero que os guste.





Pollo al Curry Rojo Light

La ración correcta para no pasarse es de 1 muslo y 1/2 pechuga ó 2 muslos ó 1 pechuga
que con el vasito de arroz y la salsa resulta muy saciante. Plato único por supuesto.

Ingredientes para 4 personas 

4 muslos/jamoncitos de pollo (sin piel)
2 pechugas de pollo (deshuesadas y sin piel)
300 grs. de champiñones frescos
1 bote de setas variadas
1 ó 2 manzanas grandes tipo Golden
2 ajos
2 cebollas tiernas
2 cucharadas soperas de Pasta de curry rojo Midle,  que pica un poco (la hay Hot y es muy picante)
Pimienta negra
Aceite de oliva
Sal
Agua o caldo ligero
2 sobres de Arroz basmati de cocción rápida, para acompañar:

Hervir el arroz siguiendo las instrucciones del fabricante.

El curry rojo en pasta es distinto al de polvo, puedes encontrarlo en la mayoría de supermercados o tiendas hindúes y pakistanís. Este curry es un poco más picante que el de polvo. De todas formas si no lo encuentras también puedes usar el curry en polvo en las mismas cantidades e ir añadiendo después hasta encontrar el punto a tu gusto.

En una cazuela o sauté poner una pequeña cantidad de aceite, salpimentamos el pollo al gusto y lo ponemos a dorar, cortar las pechugas en dos mitades cada una, esperar que se dore y retirar. El pollo acostumbra a pegarse un poco en el recipiente, pero eso es bueno, cuando pongamos la cebolla ésta "levantará" todo lo pegado y eso reforzará el sabor. Añadir un poco más de aceite para sofreír la cebolla y el ajo que habremos cortado en trozos pequeños.

Cuando esté casi cocinado agregamos 1 cucharada sopera de curry rojo en pasta, siempre se puede añadir más después, removemos e incorporamos los champiñones cortados a cuartos y las setas de bote escurridas. Dejamos cocinar 2 minutos. Agregar el pollo y 1/2 cucharada de curry e inmediatamente lo cubrimos con agua o un caldo muy ligero y subimos el fuego para que arranque a hervir. Dejar reducir el caldo hasta la mitad, a fuego medio, al menos media hora, para que se cocine bien el pollo y la salsa tenga un poco de consistencia, si se ha evaporado demasiado añadir más caldo o agua. Ahora agregaremos la manzana cortada en gajos grandes, porque tiende a deshacerse, la manzana sustituye a la clásica patata en los guisos light, coge muy bien los sabores, no aporta apenas calorías y llena.
Cuando la manzana esté cocinada comprueba el punto de sal, apaga el fuego y deja reposar al menos 10 minutos. Si lo dejas más tiempo el pollo quedará más meloso y la salsa espesará al deshacerse la cebolla y si lo haces de un día para otro mucho mejor, así el pollo se impregnará mucho más del sabor. Acompáñalo de arroz basmati simplemente hervido y obtendrás un plato único perfecto para tu dieta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario