domingo, 9 de febrero de 2014

Pollo Tikka Masala

Recientemente me he aficionado a la comida hindú, siempre me han gustado mucho las especias y experimentar con ellas, así que para mi esa mezcla de aromas que resalta todos sus platos me resulta deliciosa. 
No voy a entrar en tediosas definiciones de las palabras hindús, pero sí que me gustaría explicar tres de ellas que tienen mucho que ver con esta receta.  "Masala" significa literalmente "mezcla" en hindi y "Tikka" puede significar "trozo de carne" y también la marinada en la que ésta se macera. La palabra "Garam" significa caliente, pero ellos también la utilizan para definir las especias cálidas y su famosa mezcla llamada "Garam Masala". Esto puede ayudar a entender los nombres de sus platos.
Actualmente ninguna de estas especias es difícil de conseguir, si bien algunas como el cardamomo sí tendréis que buscarlas en tiendas más especializadas, como por ejemplo muchos de los colmados pakistaníes, en grandes superficies o en alguno de los mercados de vuestra ciudad, donde seguro que hay un  puesto de especias.


Ingredientes:
4 pechugas de pollo medianas limpias

1 lata de leche de coco
1 cebolla roja
1 cda. de tomate concentrado (Mercadona)
2 dientes de ajo 
El zumo de medio limón
1 yogurt griego 
1 cta. de sal
Aceite de oliva virgen extra
Especias:
1 cta. de comino molido 
1 cta. de semillas de cilantro
1/2 cta. de pimentón dulce
1 cta. de cúrcuma
1 cta. de jengibre molido 

1 cda. de Garam Masala, la venden preparada, pero si no la encontráis os recomiendo la mezcla que yo uso, la preparo yo misma, con un molinillo de café (también se hace con un mortero) y pongo normalmente Canela, Clavo, Nuez moscada, Pimienta de Jamaica o negra y Cardamomo verde. Hay muchas variantes, así que si os falta algo tampoco es muy importante. 

Elaboración: 

Cortamos las pechugas, limpias de hueso y piel,  en trozos no muy grandes, para que después se cocinen más rápido, las ponemos en un bol y a continuación añadimos los ingredientes del macerado, el jengibre, comino, semillas de cilantro, pimentón, cúrcuma, la sal, los ajos (mejor machacados), el zumo de limón y el yogurt.

Lo mezclamos bien y dejamos que repose en la nevera, se recomiendan 4 horas como mínimo, pero yo lo he probado con menos tiempo y también está genial, aunque cuanto más rato lo dejéis, mejor tomará los sabores, como cualquier macerado o adobo, hasta incluso de un dia para otro.


Una vez macerado, ponemos una cazuela o sartén honda al fuego, un poco de aceite y añadimos la cebolla cortada pequeña, hasta que esté algo dorada, entonces ponemos el pollo con su macerado, el tomate concentrado y la mezcla de garam masala, removemos todo bien y añadimos la leche de coco, volvemos a mezclar y dejamos cocinar unos 20 minutos a fuego medio. Los aromas que desprende cuando se está cocinando son sensacionales. Servir enseguida.

Se puede acompañar de un vasito de arroz basmati simplemente hervido con sal.

2 comentarios:

  1. Hola Concha, esta es una receta muy parecida a la que hacemos nosotros y queda deliciosa! Si te gustan las especias tienes que visitar nuestra tienda online. Las tenemos todas y los gastos de envío son gratis! Un saludo y enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el comentario y la información. Me encantan las especias, me hecho seguidora vuestra página en Google+ y os tendré en cuenta a la hora de renovar mi stock de especias, que dada mi afición por probar cosas nuevas en este momento es bastante abundante ;-) Un saludo!!

      Eliminar