miércoles, 16 de julio de 2014

Arroz a la cubana con jamón

Este plato lo conoce casi todo el mundo, más que una receta es un recordatorio de lo interesante que es en este tiempo. Estamos en verano y por mucho que nos guste cocinar, buscamos comidas que no sean complicadas, cosas sencillas que nos permitan  disfrutar también del ocio y las vacaciones sin obligarnos a estar demasiado tiempo en la cocina. Para mí el arroz a la cubana es un plato estrella en verano, es sencillo, permite dejarlo hecho (salvo el huevo frito) y es perfecto para cuando vuelves de cualquier actividad con el apetito en modo apremiante. Si dejas el arroz hervido y escurrido, la salsa de tomate en la sartén, con freír un huevo y calentar, estamos comiendo. (El plátano también se fríe al momento en un par de minutos)



Ingredientes para 4 personas
4 cazos de arroz 
Agua
Sal
4 huevos
1 lata de tomate natural triturado
3 ajos
1 cebolleta 
Taquitos de jamón 
4 plátanos (opcional) 
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra

El secreto de un buen arroz a la cubana, para mí, es cuidar el punto de cocción del arroz, que no quede pasado y pueda mezclarse bien con un buen sofrito de tomate. Para ello ponemos una olla con abundante agua al fuego, cuando empiece a hervir, añadimos el arroz ,  dos cucharadas de sal y un poco de aceite. Dejamos cocer,el  tiempo exacto que indique el fabricante, según el tipo de arroz.  Cuando esté cocido escurrimos y reservamos. No es necesario refrescarlo si lo vamos a comer enseguida, pero si lo dejamos enfriar es mejor pasarlo por agua para que no se pegue.

Mientras se cuece el arroz, haremos un buen sofrito de tomate. En una sartén con aceite de oliva virgen, ponemos los ajos partidos por la mitad a dorar y cuando casi estén, añadimos la cebolleta cortada pequeña. Esperamos a que se poche la cebolla, agregamos el tomate y unos taquitos de jamón salado. Dejamos freír hasta que esté a punto y apagamos el fuego.

Cuando vayamos a montar el plato, ponemos primero el arroz, después el sofrito de tomate y entonces freímos los huevos y los colocamos encima. Rectificamos de sal y espolvoreamos pimienta al gusto.

Si queréis poner plátano, que contrasta muy bien con estos sabores, hay que partirlos por la mitad y en una sartén caliente con un poco de aceite de oliva virgen los dejamos 2 minutos pos cada cara para que se tuesten un poco. Se ponen una mitad a cada lado del plato y listo.

 Es más fácil hacerlo que explicarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario