jueves, 5 de febrero de 2015

Samosas de hojaldre al horno rellenas de espinacas y queso cremoso

Me apetecía comer Samosas, y no tenía pasta filo o brick que es lo habitual para elaborarlas, sólo disponia de una lámina de hojaldre. Las samosas son unas empanadillas fritas crujientes que se consumen mucho en la cocina asiática.  
Una de las cosas divertidas de la cocina es experimentar, así que me he dicho, samosas con hojaldre ¿porque no?. El experimento ha resultado un éxito, la textura es muy crujiente y ligera, la manipulación de la pasta de hojaldre es distinta, no precisa grasa, es más rápida y menos delicada que trabajar la filo, no se seca tan rápido y no se agrieta con tanta facilidad. 
Conclusión, la recomiendo como alternativa.




Ingredientes para 8-10 unidades


1 lámina de hojaldre refrigerada rectangular
1 bolsa de espinacas lavadas (300 gr.)
Cebolla roja al gusto (1/2 es suficiente)
Queso cremoso, yo uso 0% grasa, o Ricotta
Aceite de oliva Virgen
Sal



Elaboración:

Precalentar el horno a 180 grados.

Cortar la cebolla en juliana, dorarla en una sartén grande con un poco de aceite de oliva virgen, luego subir el fuego y añadir las espinacas frescas directamente de la bolsa, añadir una pizca de sal, y remover un par de minutos hasta bajen de volumen y no tengan líquido. Retirar a un bol.
Añadir una cucharada de queso cremoso, mezclar y reservar.

Extender la lámina de hojaldre sobre su propio papel y estirarla un poco con un rodillo para dejarla mas fina, puedes poner un papel film por encima para que no se pegue al estirar. Dividir en tiras de unos 8 cms de ancho, pinchar con un tenedor para que no crezca demasiado, colocar una cucharada de relleno bien escurrido en una esquina del extremo y un poco más de queso. Doblar formando un triángulo, repetir un par de veces y cortar la pasta. Con la pasta de hojaldre sólo doblaremos dos veces, hasta cerrar el triangulo porque es mucho mas gruesa que la pasta filo. Esta operación es más difícil de explicar que de hacer.
Colocar las samosas en la bandeja de horno, pintarlas con aceite y hornear 15-20 minutos o hasta que las veas doradas. Servir acompañada de ensalada de brotes tiernos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario