jueves, 30 de junio de 2016

Arroz de grano negro Venere con salvia y ajos tiernos

Esta receta es de arroz Venere, una variedad de grano negro conocida en la antigua China como “el arroz prohibido” porque sus cosechas eran requisadas por los nobles y no estaba permitido su uso entre la gente más pobre. Los nobles pensaban que les alargaría la vida gracias a sus propiedades antioxidantes.

Afortunadamente hoy en día su uso está ya extendido a Occidente y aunque todavía es poco habitual encontrarlo en los mercados fácilmente, si se puede conseguir en granerías especializadas o en grandes superficies, yo he visto una variedad envasada de Venere vaporizado en Alcampo.

Está considerado un superalimento,  para ver sus propiedades y beneficios podéis clicar los enlaces que yo he consultado, al pie de la receta. Destaco su contenido en antocianinas , un antioxidante que aparte de darle su color,  ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre y a disminuir la acumulación de grasas.

Además de sus cualidades curativas y nutritivas, fue usado también como afrodisíaco. Ahí lo dejo ;-))) 

Tiene un largo tiempo de cocción, 40-50 minutos aprox. igual que el integral y es aconsejable remojarlo unas horas antes, aunque no es imprescindible. Su delicado sabor que recuerda ligeramente el de las nueces, combina perfectamente con los mismos alimentos que los otros arroces y va perfecto como guarnición de muchos platos.










Ingredientes para 4 platos completos:

4 tazas de arroz Venere (320 gr. aprox.)
8 ajos tiernos incluso lo verde
Hojas de salvia seca o fresca (al gusto)
Salvia en polvo
1 guindilla (opcional)
1 litro de caldo de verduras
Agua para añadir si es preciso
Aceite de oliva 
Sal


Datos orientativos:
1 taza de café son aprox. 80 gr. de arroz 
1 taza de arroz venere le corresponden 3 tazas de caldo o agua.
Tiempo de cocción 40-50 minutos


Elaboración:

Lavar el arroz bajo en grifo en un colador. 

Ponerlo en un bol cubierto de agua y dejar una horas en remojo, mejor toda la noche.

Cuando vayamos a usarlo, escurrir el agua de remojo.

Poner a calentar el caldo en una olla, añadir el arroz cuando arranque a hervir, agregar la sal y una cucharada sopera de hojas de salvia. Dejar cocoer 40-50 minutos hasta que esté tierno. Si es necesario añadir agua hasta conseguirlo. Hay que tener en cuenta que este tipo de arroz tiene una textura crujiente, no debe pasarse de cocción.


Cuando le falten unos 10-15 minutos al arroz,  limpiaremos los ajos tiernos, los trocearemos en rodajitas, incluso los tallos y los pondremos en una sartén grande a sofreír en aceite de oliva, suficiente para saltear después el arroz.

Una vez cocido volcamos el arroz en la sartén (si hay exceso de líquido lo colamos) y lo mezclamos con los ajos tiernos y salteamos 5 minutos.

Una vez en el plato añadiremos pimienta negra recién molida y un poco más de salvia en polvo.

Se puede comer como plato o guarnición.




No hay comentarios:

Publicar un comentario