viernes, 19 de mayo de 2017

Quenelles o tortitas de calabacín al horno con queso

Siempre ando buscando recetas bajas en grasas, no sólo para la Operación Bikini que cada año comenzamos en primavera, sino porque hay que cuidar la salud y me encanta encontrar soluciones como esta, que nos permiten disfrutar de elaboraciones que son generalmente fritas de una forma más saludable.

Mi fuente de inspiración para esta receta, fue Pilar, del blog Les receptes que m'agraden  allí vi estas quenelles y la pinta me enamoró a primera vista.

Les di mi toque personal reduciendo la cantidad de queso y añadiendo especias, en este caso Ras el Hanut, porque las quería aún más ligeras y aunque no llevan aceite, el queso es un ingrediente que muchas veces omito ya que contiene bastante grasa. No lo eliminé del todo pero tanto si tienes problemas con él como si te  gusta mucho, su presencia se puede aumentar o eliminar sin problema.

Se puede variar la forma, haciendolas planas como tortitas, etc. etc. También se pueden cambiar las especias, por ejemplo el comino le queda muy bien. 

Como acompañamiento lo que le va genial es mi salsa de yogurt light o normal.

Una buena solución para comer verduras y hacer la dieta más atractiva.  









Ingredientes

1 calabacín mediano rallado

1 cebolleta pequeña rallada

1 ajo picado

50 gr.  o 100 gr. de queso (al gusto, puede ser light, ricotta o el que prefieras)

50 gr de pan rallado

1 huevo

Sal

Pimienta negra recién molida

1 cucharadita de especias,  Ras el Hanut, o comino, o al gusto 





Elaboración:

Precalentar el horno a 200º.

Pelamos y rallamos la cebolleta y picamos el ajo. Lavamos bien y rallamos el calabacín sin quitarle la piel, cortando los extremos. Yo lo puse en el robot de cocina con la cuchilla de agujeros grandes.

El calabacín puede soltar agua si lo picas muy fino, si es así es mejor dejarlo en un colador para que escurra.

Mezclamos todos los ingredientes en un bol lo suficientemente amplio como para trabajar la mezcla y que se integre todo.



Cuando tengamos la pasta integrada formamos nuestras tortitas o quenelles dependiendo de la forma que le queramos dar. Si hacemos quenelles cogemos una  porción de masa con una cuchara sopera, luego la pasamos a otra cuchara sopera y otra vez a la primera, de esta forma habremos conseguido formar una especie de croqueta ovalada de tres caras.

Colocamos nuestras quenelles de calabacín y queso en una bandeja forrada con papel de hornear y las ponemos en el horno.

Dejar en el horno entre 15 y 20 minutos, dependiendo del tamaño de las piezas. Como ya se sabe, cada horno es diferente, así que hay que vigilarlas, cuando estén doradas por fuera, estarán listas.

Acompañar con salsa de yogur. Podéis ver la receta pinchando aquí


sábado, 13 de mayo de 2017

Quesadillas con champinoñes inspirada en Enrique Olvera

Las quesadillas, un clásico de la cocina mexicana, son muy fáciles de hacer, sobretodo si compras las tortillas de maíz hechas. Estas se encuentran fácilmente en los supermercados. Sé que las caseras son fáciles de hacer, pero las tengo aún en el apartado de asignaturas pendientes.

A lo que iba, esta es una receta  fácil y muy sabrosa, inspirada en Enrique Olvera, chef mexicano que descubrí gracias al reto de Cooking The Chef en el que cociné y publiqué su maravilloso Taco de pulpo, frijoles, salsa de cacahuete y chiles 

No se me ocurre una receta mejor para un fin de semana, sin complicaciones y llena de sabor. Espero que las disfrutéis tanto como yo.







Ingredientes

La receta original es para 12 unidades y la mía para 6. En el prólogo y al final del post podéis encontrar la receta de Enrique Olvera con los ingredientes originales.

Aceite de girasol
1/2 cebolleta pequeña
1 ó 2 dientes de ajo picados
1 jalapeño rojo ó 1 Chile chipotle en conserva
200 grs. de champiñones  
1 cucharadita de orégano seco o fresco picado
Seis tortillas de maíz  frescas
130/150 grs. de  queso Oaxaca o un buen queso que se funda
Sal



Elaboración:

En una sartén, calentar el aceite. Agregar la cebolla, el ajo y el chile muy picados y cocinar a fuego moderadamente alto, revolviendo, hasta que se ablande, aproximadamente unos 2 minutos.

Agregar los champiñones laminados y una pizca generosa de sal y cocinar, revolviendo de vez en cuando, hasta que estén tiernos y dorados, unos 10 minutos. Retirar del fuego, añadir el orégano y remover. 

Calentar una plancha de hierro fundido, fuego moderadamente alto. Agregar 3 tortillas a la plancha y cubrir cada una con queso y  champiñones. Cocinar hasta que el queso empiece a derretir, unos 2 minutos. 

Usando una espátula, doblar las tortillas por la mitad, presionando levemente para formar quesadillas. 

Cocinar hasta que las tortillas se doren, obtengan algunas manchas de tostado y el queso se derrita, 2 a 3 minutos más. 

Retirar a una madera o superficie de trabajo y repetir la operación con las otras tortillas. 

Cortar las quesadillas en cuñas y servir.

Servir con una Salsa roja ó Salsa verde, de bote compradas en la tienda o como en mi caso con un paté de pimientos del piquillo. 







Enlaces relacionados con la receta:

Quesadillas: https://es.wikipedia.org/wiki/Quesadilla_(M%C3%A9xico)

Queso Oaxaca: https://es.wikipedia.org/wiki/Queso_oaxaca 

Receta original de Enrique Olvera:
http://www.foodandwine.com/recipes/mixed-mushroom-and-cheese-quesadillas


Pinchar aquí para ver las otras recetas del reto de Enrique Olvera

viernes, 5 de mayo de 2017

Cebolla caramelizada de Henrique Sá Pessoa - Compota de cebola

Henrique Sá Pessoa es un chef portugués, mediático, que tiene un programa de televisión en Portugal y varios restaurantes en Lisboa. Es el chef elegido por Cooking The Chef para el reto de este mes y gracias a la divulgación de su cocina, la elección entre sus recetas ha sido fácil,  podríamos compararlo con Jamie Oliver o Karlos Arguiñano.

Entre sus muchas preparaciones, he seleccionado una receta comodín, la Cebolla caramelizada, una elaboración básica con un toque especial que es el vino de Oporto. Sirve de guarnición a gran cantidad de platos y aperitivos, como en este caso a estos montaditos de queso de cabra, con la ventaja de que si hacemos compota en cantidad,  su conservación en nevera permite su uso durante un tiempo prolongado.

La cebolla  tiene propiedades saludables para nuestro organismo, si queréis ver detalles mirad los enlaces al final de la receta.

La receta está traducida del portugués directamente. Pincha aquí para ver la original. 




Ingredientes

6 cebollas dulces, yo puse cebolla de Figueres

Aceite de oliva 

1 vaso (250 ml) de vino de Oporto

4 cucharadas de azúcar (yo usé azúcar moreno)

1 ramita de romero

1 hoja de laurel

Queso de cabra (opcional) 



PREPARACIÓN:

Cortar la cebolla en rebanadas muy finas. Calentar una sartén con aceite de oliva y cocinar la cebolla durante 20 - 25 minutos. Cuando la cebolla esté bien guisada, añadir un vaso de 250 ml. de vino de Oporto, cuatro cucharadas de azúcar, una ramita de romero y una pequeña hoja de laurel.

Dejar que el vino de Oporto y el azúcar sean absorbidos por la cebolla durante unos 10 minutos para conseguir la caramelización.

Si se acompaña de queso de cabra, cortar en rebanadas y servir con esta mermelada de cebolla.

Se puede guardar esta compota en un frasco para consumir más tarde.





Para ver los platos de mis compañer@s de reto pinchar aquí

Enlaces relacionados con la receta:

Henrique Sá Pessoa: https://www.facebook.com/henriquesapessoa/

Cebolla de Figueres: https://es.wikipedia.org/wiki/Cebolla_de_Figueres

Cebolla caramelizada: https://es.wikipedia.org/wiki/Cebolla_caramelizada