jueves, 12 de octubre de 2017

Navajas a la plancha

La receta de hoy es muy sencilla, pero nos va a dar un placer nivel gourmet.

Las navajas son un molusco bivalvo de concha frágil y alargada, que tienen un potente sabor a mar. Se compran vivas y así deben estar en el momento de cocinarlas.

Este marisco bien cocinado es siempre un manjar en la mesa y además tiene la ventaja gastronómica de no necesitar una larga elaboración. Simplemente un buen aliño y un tiempo justo de cocción, que debe ser muy corto, le saca el máximo partido a su sabor. 

Sinceramente a mi a la plancha es como más me gusta cualquier marisco.



Ingredientes para 4 personas

1 Kg. de navajas
Ajo (2 ó 3 dientes, al gusto)
Perejil fresco
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra recien molida (opcional)
Limón (opcional)



Elaboración:

Limpiar bien las navajas, que como todos los moluscos puede tener arenilla. La mejor manera de hacerlo es sumergirlas durante un mínimo de media hora en agua con sal, preferiblemente hay que colocarlas de pie en un recipiente que las cubra para que así la arena y las impurezas se depositen en el fondo. Después escurrirlas bien.

Picar los ajos y el perejil  (al gusto) y mezclar con aceite de oliva, para pintar las navajas cuando las cocinemos.

Poner la plancha a calentar a fuego máximo, pincelar con un poco de aceite y echar sal gorda.

Colocar las navajas en la plancha, por tandas para no enfriarla, bien escurridas. Cuando se abran las pintamos con la mezcla de aceite, ajo y perejil y les damos la vuelta con la carne hacia abajo, un minuto por cada lado como máximo porque si se pasan quedarán duras.

Pasamos las navajas a una fuente, las rociamos con el resto de la mezcla de aceite, ajo, perejil, salpimentamos al gusto y ponemos unas rodajas de limón al lado para quien lo quiera añadir.

Listo, el manjar está servido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario