martes, 31 de enero de 2017

Rebozados caseros tipo tempura

La harina y el agua son los elementos básicos para un rebozado del tipo tempura, hay distintas formas de utilizar estos ingredientes, dependiendo de la proporción y los aditivos que pongamos el acabado será diferente.

Existen preparados en el mercado que ya nos dan hecha la tempura y nos indican cómo usarla, son muy útiles pero no siempre disponemos de ellos, así que a continuación os explico varias alternativas para hacerla en casa fácilmente.



Ingredientes:

Las cantidades no son matemáticas, si es necesario se rectifica de harina o agua/cerveza, etc.

Harina
Agua (o cerveza o agua con gas) 
Levadura química (opcional sólo con el agua sin gas)
 Tinta de calamar (para la tempura negra)
Huevo (para la tempura japonesa muy fina)


Hay unas reglas básicas e importantes que no se deben alterar para que el rebozado quede crujiente, ligero y nada aceitoso:

1 - El agua o líquido que vayamos a usar debe de estar muy frío, se recomienda usar cubitos de hielo.
2 - La masa debe ser ligera y cubrir los alimentos con una fina capa
3 - El aceite donde se fría ha de estar muy caliente,(180º) a punto de humear sin llegar a hacerlo.
4 - El recipiente debe ser lo suficientemente hondo para poder sumergir el alimento

Elaboración:

Sumergir los alimentos en la tempura, escurrir y freírlos durante 2 o 3 minutos en aceite muy caliente (180º) y en un recipiente hondo para que los alimentos se sellen por todos lados y no absorban aceite por dentro. Retirar cuando estén ligeramente dorados, escurrir el aceite y servir caliente. Se recomienda el consumo inmediato para que no pierdan el acabado crujiente.

El procedimiento para preparar la masa de la tempura es similar en todas las opciones que propongo, sólo varían los aditivos.

Con harina blanca y agua:

En un bol grande se pone primero 1 vaso de harina con un poco de sal y se va añadiendo 1 vaso de agua muy fría mientras se va removiendo con un tenedor o varillas hasta conseguir que quede una masa cremosa y ligera. Puede añadirse una cucharadita de levadura química si se desea que tenga un poco más de volumen.

 Con cerveza:

En un bol grande se pone primero 1 vaso de harina con un poco de sal y se añade 1 vaso de cerveza muy fría mientras mezclamos con las varillas hasta obtener la crema ligera deseada. La cerveza actúa como levadura y le da al rebozado volumen.





Con tinta de calamar, tempura negra: 

En un bol grande se pone primero 1 vaso de harina con un poco de sal y se va añadiendo 1 vaso de agua muy fría mientras se va removiendo con un tenedor o varillas, una vez integrados estos elementos añadiremos 1 sobre de tinta de calamar, mezclaremos hasta que se integre el color y conseguir que quede una masa cremosa, ligera.





Tempura tipo japonés:

Batimos 1 huevo, añadimos una pizca de sal y 1 vaso de agua muy fría, removemos bien y añadimos 1 vaso de harina, mezclamos suavemente, hasta conseguir que quede una masa cremosa y ligera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario