sábado, 19 de enero de 2019

Arroz verde con ajos fritos

Y seguimos en "modo verde" ..... Esta es de esas recetas que surgen por casualidad, estaba viendo la tele y al cambiar de canal vi el final de un programa de Karlos Arguiñano en el que el acompañamiento para la receta era este arroz hecho con espinacas y la verdad es que el aspecto me ganó. Como no vi el programa completo lo he adaptado a mi manera. 

Las espinacas y el arroz maridan perfectamente y convierten este plato en una alternativa muy sana y equilibrada a la hora de elegir un primer plato o acompañamiento, además de ser muy vistoso.

El proceso es sencillo y el sabor de fondo del ajo frito lo hacen muy sabroso. Preparar  y servir inmediatamente es el secreto del éxito porque este arroz no es de los que reposan, cuanto antes lo sirvas más cremoso quedará. 



 Ingredientes

300 gr. de arroz tipo bomba - Arroz Molí de Pals en mi caso
300 gr. de espinacas limpias y cortadas (1 bolsa)
 1 litro de caldo de pollo o verduras (al gusto)
6 dientes de ajo
1 ó 2 guindillas verdes (picantes o dulces según gustos)
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Cilantro o perejil fresco (opcional)


Elaboración:

En una olla llevar a ebullición el caldo. Cuando empiece a hervir poner las espinacas cortadas y lavadas, dejar que se blanqueen, es decir que pierdan la dureza y se pongan blandas. Más o menos unos 2 minutos. Apagar el fuego.

Lo trituramos con el turmix o en el robot de cocina hasta que quede fino (en Thermomix queda líquido) pero si ves que aún quedan trocitos lo puedes pasar por un colador. Reservar.


En una cazuela mediana calentar tres o cuatro cucharadas soperas de aceite, que cubra el fondo de la cazuela, dorar los ajos cortados en láminas gruesas. Este mismo aceite aromatizado por los ajos será la base de sabor de este arroz.

Añadir la guindilla partida en 4 trozos, sin semillas.


Agregar el arroz con un poco de sal y "nacararlo", es decir removerlo hasta que los bordes del grano se vean un poco transparentes.

Incorporar la mitad del licuado de espinacas y remover de vez en cuando para que no se pegue hasta que lo absorba, después añadir el resto del caldo, rectificar el punto de sal, normalmente es necesario añadir un poco. Bajar a fuego suave y esperar a que esté cocido el arroz, en total unos 15-18 minutos según el tipo de arroz.

Servir inmediatamente y añadir cilantro o perejil si es de vuestro gusto.




Enlaces relacionados:

Arroz: https://es.wikipedia.org/wiki/Arroz
Espinacas: https://www.muyinteresante.es/salud/fotos/beneficios-de-las-espinacas/verduras-verdes

viernes, 11 de enero de 2019

Crema de berros ligera

Desde que pasaron las fiestas navideñas estoy en "modo verde" y esta receta viene genial para contribuir a una dieta sana y baja en grasas y calorías, que pretendo seguir este mes ;-). Esta crema de berros es muy ligera, no lleva mantequilla, ni harina, ni crema de leche!! 

El berro es una planta acuática de hojas verdes que se encuentra cerca de manantiales y arroyos con poca corriente. Tiene un sabor ligeramente picante y puede comerse tanto crudo como cocinado. Es muy nutritivo pero apenas tiene calorías.

Los beneficios para la salud del berro son importantes, contiene más de 15 vitaminas y minerales entre ellas la vitamina K que es el nutriente más destacado del berro, con un 312% del valor diario recomendado. Contribuye a formar y fortalecer los huesos, limita el daño neuronal en el cerebro, por lo que ayuda en el tratamiento de Alzheimer. En tiempo de Hipocrates (400 AC) ya se usaba como planta medicinal.  

Esta crema queda deliciosa así,  sin nada más, pero si te apetece adornarla y  permitirte pasarte un poquito, cuando la sirvas puedes ponerle pan frito o un chorrito de crema de leche que son unos toques que en otros momentos sin autocontrol  ;-) me encantan.







Ingredientes para 1 litro de crema aprox.

125 gr. de berros lavados (una bolsa)
Unas cuantas espinacas, sólo las hojas (un puñado grande)
1 patata mediana o dos pequeñas
1 puerro 
1 cebolleta tierna
 Aceite de oliva
Pimienta negra recién molida
 Nuez moscada
 Sal
1 litro de agua 
(o de caldo vegetal ligero que se puede hacer con el verde del puerro y la cebolleta más una zanahoria aunque con agua también queda bien.)


Elaboración:

Pelamos y cortamos la cebolla, la patata y el puerro (solo lo blanco) a trozos pequeños.

En una olla calentamos un poco de aceite y sofreímos primero la cebolla y el puerro y cuando estén un poco pochados agregamos las patatas y rehogamos un poco, incorporamos los berros y las espinacas, mezclamos bien todo y cubrimos con agua o caldo.

Dejamos cocer hasta que la patata esté blanda.

Añadimos un poco de sal, pimienta negra y una pizca de nuez moscada. Pasamos por la batidora o el robot y una vez triturada volcamos de nuevo en la olla, dejamos a fuego lento durante cinco minutos para que pierda el aire de batir. Servimos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra por encima.




Enlaces relacionados:




sábado, 5 de enero de 2019

Brocheta de langostinos a la parrilla con salsa de miel y chiles, de Donal Skehan

El reto de Cooking The Chef me ha descubierto esta vez al chef  irlandés Donal Skehan, afincado en Los Angeles (EEUU). Persona muy polifacética, además de por su cocina es conocido por sus programas de televisión, sus libros, sus trabajos como fotógrafo, youtuber y ex-cantante.  

Tiene muchas recetas publicadas en diversos medios y la mayoría me han gustado por ser asequibles y de mi estilo. Prueba de ello, ya he preparado tres. 

De momento aquí tenéis la primera, una rápida y sabrosa brocheta, en la receta original es de gambas, pero tenía estos estupendos langostinos en el congelador y cambié de crustáceo. 

La sencillez de esta elaboración me hace valorarla como un aperitivo o entrante espectacular.






Ingredientes para 4 personas:

El aliño

3 dientes de ajo, finamente picados.

1 chile rojo largo, sin semillas y picado fino.

2 cucharadas de miel.

2 cucharadas de aceite de oliva.

2 cucharadas de jugo de limón.

Sal y pimienta negra recién molida.

Las brochetas

24 Colas de langostinos crudos, pelados y sin la tripa (la receta original es de gambas).

Lima, para servir.

Un puñado de cilantro fresco, recién picado.

Pinchos de madera.



En primer lugar limpiar los langostinos. Quitar las cabezas y pelarlos.

Una vez pelados se abren por el lado del lomo sin llegar a cortarlos del todo y retiramos el intestino.

Colocar 3 langostinos en cada pincho de madera y reservar.

Pelar y cortar los ajos finamente. Abrir el chile (o guindilla al gusto), retirar las semillas y cortar en trocitos pequeños. Si os gusta mucho el picante dejad las semillas. Exprimir medio limón.

En un bol mezclar la miel, el aceite de oliva, el jugo de limón con el ajo y el chile.

Pincelar la mezcla sobre los langostinos, sazonar con sal y pimienta negra recién molida y luego colocarlas en una parrilla caliente durante 2 o 3 minutos por cada lado.

Servir de inmediato con gajos de lima y cilantro recién picado.








Enlaces relacionados:

Receta fuente: http://www.donalskehan.com/recipes/honey-chilli-prawn-skewers/

Artículos y biografías sobre Donal Skehan:

http://www.donalskehan.com/
https://en.wikipedia.org/wiki/Donal_Skehan
http://foodnetworklatam.com/chef/donal-skehan/

Redes:

https://www.youtube.com/user/donalskehan

Instagram: @donalskehan 

Pinterest: https://www.pinterest.es/donalskehan/donal-skehan-recipes/


Para ver las propuestas de mis compañer@s de reto, pinchar aquí



domingo, 30 de diciembre de 2018

Mermelada de arándanos azules

El arándano azul es una baya poco usada en la cocina de nuestro país porque hasta hace pocos años no se comercializaba y costaba de encontrar aunque ahora eso ha cambiado y puedes verla en cualquier frutería o supermercado.
La mayor parte de los arándanos azules que se comercializan proceden de Estados Unidos

La mermelada o salsa de arándanos azules es muy versátil porque además de comerla como un dulce, marida muy bien con platos salados como asados de carnes, aves, etc.  

Además de su sabor exquisito es uno de los alimentos más antioxidantes que existen, mejoran la circulación y protegen de las infecciones, especialmente de las urinarias, además son un aliado contra diversas enfermedades entre ellas el cáncer.

Fuera de nuestra fronteras es el arándano rojo, típico de Norteamérica y los países nórdicos europeos el que más se consume pero aquí es difícil de encontrar fresco, aunque pueden conseguirse secos, confitados o en extracto con fines medicinales.. Podéis encontrar también una receta Salsa de arándanos rojos publicada en el blog clicando aquí o sobre el nombre. 





Ingredientes para 1 bote de 250 gr. aprox.

150 gr. de  arándanos azules frescos
50 gr. de azúcar moreno (entre 50 y 75 gr según el gusto)
100 ml. de vino de Oporto)


Elaboración:

Lavar bien los arándanos.
En un cazo poner el azúcar y el Oporto a calentar. Cuando se disuelva el azúcar añadir los arándanos y dejar cocinar removiendo hasta que se abran. Unos 10 minutos aprox. o hasta que se deshagan a nuestro gusto.

Apagar el fuego y verter en un tarro hermético bien limpio. Si haces más cantidad y no la vas a usar enseguida es mejor envasarlos al vacío para lo cual tienes que usar frascos previamente esterilizados y ponerlos a hervir, bien tapados, sumergiéndolos en el agua unos 15 minutos.


Enlaces relacionados:

Propiedades de los arándanos:
https://mejorconsalud.com/8-sorprendentes-beneficios-obtienes-cuando-comes-arandanos-azules/

Cosas interesantes sobre los arándanos:
https://www.cuerpomente.com/guia-alimentos/arandanos

lunes, 24 de diciembre de 2018

Felices Fiestas y Próspero 2019

Bones Festes !! Us envio un ramet de vesc virtual per a cada un de vosaltres, perquè us porti bona sort. ;-)

¡¡Felices Fiestas!! Os envío un ramito de muérdago virtual para cada uno de vosotros, para que os traiga buena suerte. ;-)

Happy Christmas! I send you a bunch of virtual mistletoe for each of you, so that you bring good luck ;-) 



Turrón de pipas de girasol y calabaza - Con y Sin Thermomix

Este es un turrón improvisado, un experimento que hice para variar de los sabores tradicionales, que acostumbran a ser siempre dulces. Decidí sorprender con una combinación que incluyera un elemento salado y como las pipas de girasol y calabaza nos encantan me pareció el contrapunto perfecto para este chocolate. No me equivoqué, queda muy rico. 

Para servir este turrón os aconsejo unas escamas de sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra por encima, es el toque definitivo. 

Tenéis que probarlo!!! 

Otro chocolate con frutos secos que podéis ver en el blog es el rústico, de avellanas, delicioso también. Clicar aquí para ver la receta. 

 




Ingredientes

400 grs. de chocolate fondant  
60 grs. de mantequilla
50 gr. de pipas de Calabaza 
50 gr. de pipas de girasol saladas
Escamas de sal (opcional)
Aceite de oliva virgen extra (opcional)


Tradicional

Poner una olla con agua a hervir, sobre la que colocaremos un bol en el que pondremos el chocolate troceado, para deshacerlo.

También puede deshacerse en el microondas.

Vamos removiendo y cuando esté completamente derretido añadimos la mantequilla, mezclamos bien hasta que se integre y luego agregamos las pipas. Removemos todo y lo volcamos sobre la bandeja o molde forrado de papel de horno. 
Cuando esté atemperado, acabar de enfriar en la nevera.

Opcional: Aderezar con unas escamas de sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra por encima.


Con Thermomix

En el vaso de la Thermomix, limpio y seco, colocamos el chocolate a trozos grandes y programamos 10 seg./Vel.7 para triturarlo. Con la espátula bajamos los restos de las paredes del vaso.

Añadimos la mantequilla, programamos 4 min/50ºC./Vel.2, bajamos los restos con la espátula y programamos 15 seg/Vel.5.

Añadimos las pipas, mezclamos 15 seg./Vel.1

Volcamos sobre la bandeja y dejamos enfriar, cuando esté atemperado lo ponemos en la nevera.

Opcional: Aderezar con unas escamas de sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra por encima.

jueves, 20 de diciembre de 2018

Ossobuco - Osso Buco in Bianco

Esta es una antigua receta de Ossobuco , rescatada por el desaparecido chef Antonio Carluccio. Tiene la particularidad de que no lleva tomate porque aún no se conocía en Europa. Ese ha sido el punto fuerte a la hora de elegirla porque mi pinche cobaya tiene una difícil relación con esa hortaliza.

Sobre este corte de carne os diré que es la parte del jarrete en la pata de la ternera, también llamado morcillo, que incluye el hueso y contiene el tuétano.  En italiano Osso Buco significa literalmente "hueso con agujero". 

Esta carne queda tan tierna y jugosa tras una hora y media de cocción que se separa fácilmente con el tenedor. 

Es una receta espectacular, tan sencilla de preparar como sabrosa. Acompañé este guiso con un Arroz al azafrán  en vez del 'Risotto milanesa' que usaba Carluccio en la receta original y puedo aseguraros que la combinación de sabores es perfecta y su elaboración mucho más sencilla. 

Realmente lo hemos encontrado tan delicioso así, "in Bianco", o sea sin tomate, que en casa este plato ha quedado ya como un clásico inolvidable cuando hablamos del Ossobuco italiano.





Ingredientes para 4 raciones

4 rodajas gruesas de Ossobuco (jarrete de ternera con hueso)
Harina para rebozar
Sal y pimienta negra recién molida
6 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla grande picada fina
2 zanahorias cortadas en dados muy finos
3 ramas de apio cortadas en dados muy finos
4 hojas de albahaca
100 ml. de vino blanco seco
1 litro de caldo de carne o de pollo 
4 hojas de salvia fresca  o media cucharadita de seca
1 ramita de romero
La ralladura de una naranja pequeña
Arroz para acompañar (opcional)


Elaboración:

Salpimentar y rebozar la carne con harina. Calentar el aceite en una cazuela grande, añadir la ternera y freír hasta que esté dorada por ambos lados, unos 5 minutos por cada lado. Reservar.

Añadir la cebolla, las zanahorias, el apio y las hojas de albahaca a la misma cazuela y freír hasta que se ablande la cebolla, unos 8 minutos. Agregar el vino y dejar evaporar un poco, luego añadir la carne, el caldo, la salvia, el romero y la ralladura de naranja.

Llevar a ebullición, tapar y cocer suavemente durante una hora y media hasta que la carne esté tierna.

Vigilar de vez en cuando y añadir un poco más de caldo si la mezcla se está secando demasiado. Sazonar al gusto y servir. Acompañar de arroz. En este caso lo acompañamos con un sencillo Arroz al azafrán.*

*La receta del Arroz al Azafrán la podéis encontrar pinchando sobre el nombre, clicando aquí o bien en el enlace al final del post.





miércoles, 19 de diciembre de 2018

Arroz al azafràn

Algunas veces necesitamos un acompañamiento que sea gustoso pero que no invada el sabor del plato principal y eso es lo que conseguiremos con este arroz.

Algo tan sencillo como un arroz hervido, generalmente blanco, puede convertirse en un vistoso y sabroso complemento si lo enriqueces al cocinarlo con unas hebras de azafrán de buena calidad. Aunque a priori el azafrán es un producto caro, lo llaman Oro rojo, realmente no lo es tanto si valoras la cantidad que necesitas para cada elaboración.

Mi madre usaba siempre el azafrán para dar color y sabor a sus guisos y siempre fue un ingrediente imprescindible en su paella, su plato estrella. Desde siempre para mí ha sido algo normal tenerlo  en la despensa. 

Este arroz lo suelo utilizar muchas veces como guarnición, por ejemplo con el Ossobuco, pero también puede ser un buen entrante añadiendo unas hierbas aromáticas, como la albahaca. Rociado con un buen aceite de oliva virgen extra conseguirás un plato muy sano y delicioso. 






Ingredientes 

Las cantidades dependerán de si lo pones como acompañamiento o como entrante, se suelen calcular 100 gr. por persona en el caso de las paellas y  arroces secos en platos principales y 50 gr. para acompañamientos, también tenemos la famosa medida familiar de "2 puñados por persona y uno de regalo",  pero estas medidas siempre están sujetas al apetito de cada persona. Por todo ello no pongo cantidades exactas en los ingredientes. 

 Arroz redondo Arròs Moli de Pals 
 Azafrán en hebras Aromis  (10-12 hebras para 1 litro de agua)
Agua (mínimo 4 medidas de agua por 1 de arroz, para no sufrir porque después lo escurriremos)
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Albahaca (opcional)


Elaboración:

En una olla ponemos agua a calentar junto con las hebras de azafrán. Cuando hierva añadimos el arroz y la sal. Dejamos cocer.

El tiempo de cocción oscila entre 15 y 17 minutos, siempre dependiendo de la clase de arroz. Mira siempre el paquete para ver los consejos del fabricante.

Cuando esté cocido lo escurrimos y ya está listo para servir.

Si lo pones de entrante añade cuando esté en el plato las hierbas aromáticas por encima y el aceite de oliva virgen extra.




Enlaces relacionados: 

En esta receta hemos usado arroz redondo perlado Arròs Molí de Pals : http://www.arrosmolidepals.com/es/el-arroz/ y Azafrán Aromis, de la Conca de Barberà https://aromis.cat/about-us/

Propiedades del azafrán: 



Propiedades del arroz: