domingo, 28 de junio de 2020

Mayonesa de anchoas exprés

La mayonesa o mahonesa clásica es una salsa extraordinaria y además muy versátil ya que se puede usar de base combinándola con muchos otros ingredientes para cambiar su sabor.

La salsa que os presentamos hoy es parecida a la que usamos para confeccionar la Sardina en tempura sobre galleta de Susi Diaz, pero en este caso la hemos simplificado; hemos usado como base de mayonesa de bote que nos ha acortado el tiempo de elaboración y además hemos suprimido la nata ya que la queríamos hacer un poco más light. 

El resultado es esta salsa, muy sabrosa y rápida de preparar.

Otras salsas mayonesa que puedes encontrar en este blog son:
(Clicar en el nombre y os llevará a la receta)
Mayonesa o Mahonesa casera
Mayonesa de Kalamata
Mayonesa de wasabi
Mayonesa de guindilla verde, mostaza y Perrins
Mayonesas sin huevo - Veganesa y Lactonesa
Alioli de miel






Ingredientes

2 cucharadas soperas de mahonesa (casera o de bote)
1 cucharadita pequeña de mostaza de Dijon
4 filetes de anchoas
10 alcaparras
1 cucharada sopera de aceite de oliva suave


Elaboración:

En el vaso de una batidora de brazo poner las anchoas en trozos junto con la mahonesa, la mostaza, las alcaparras y el aceite. Triturar hasta que los ingredientes se reduzcan a trocitos pequeños.

Conservar en el refrigerador hasta servir.



sábado, 20 de junio de 2020

Causa vegana o vegetariana, con salsa veganesa o mahonesa

La Causa es una preparación típica de Perú que tradicionalmente lleva una base de patata mezclada con ají amarillo y aceite.

No es la primera vez que preparamos una Causa. En el blog podéis encontrar  una Causa rellena de atún con topping de sobrasada.

Hemos preparado en esta ocasión dos versiones más, una vegana con salsa  veganesa de leche de soja y otra vegetariana con salsa mahonesa.

Las hemos coronado con una capa de esta salsa, berros, tomate confitado y remolacha. Esta base admite otras múltiples combinaciones para crear el topping. Como veréis en la imagen de los ingredientes también solemos usar cilantro, albahaca, perejil, etc.

Para adornar el plato hemos usado la salsa y unas tiras de cebolla encurtida, que podéis preparar vosotros mismos de forma sencilla con la receta que encontraréis en el blog siguiendo este enlace; Cebolla encurtida




Ingredientes
2 patatas amarillas medianas 
Aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas soperas de pasta de Ají amarillo en conserva
1 limón o 2 limas (el zumo)
Sal y pimienta
Cebolla roja encurtida
1 rodaja de remolacha cocida
Tomate confitado o fresco, al gusto
3 cucharadas soperas de veganesa o mahonesa
Hojas de ensalada, berros/rúcula/canónigos, etc.
Perejil o cilantro al gusto.
Cúrcuma en polvo para potenciar el color amarillo (opcional)


Elaboración:

Lavar las patatas. Poner a hervir una olla con agua y cuando esté burbujeando introducir las patatas con cuidado de no salpicar y quemarnos. Pasados unos 40-45 minutos las pincharemos para comprobar que ya estén listas, si es así retirar del fuego y escurrir, sino, dejar hasta que estén blandas. Esperar a pelarlas cuando se enfríen un poco.

En un recipiente poner las patatas, el zumo del limón y el ají, opcionalmente la cúrcuma. Mezclar e ir incorporando el aceite hasta obtener un puré consistente y ligado.

Cortar la remolacha y el tomate al gusto

Para emplatar pondremos un aro y rellenaremos con el puré y encima colocaremos una cucharada de veganesa o mahonesa y la remolacha o el tomate en cada una acabando con las hojas verdes de ensalada (berros..etc.). Adornaremos también con  unas gotas de salsa mezclada con ají alrededor del plato y cebolla roja encurtida.





viernes, 12 de junio de 2020

Patatas bravas caseras

Las Patatas bravas muchas veces nos hacen pensar en terrazas, bares, tapas, cerveza o vermutito con los amigos, pero ¿las habéis preparado alguna vez en casa?;  nosotros hasta ahora no y ya iba tocando ponerse a ello.

El otro día viendo la cuenta de Instagram @fcanalesetxanobe del Chef   Fernando Canales , al que he seguido durante todo el confinamiento porque ha publicado un montón de recetas de patatas interesantes, me encontré con su versión de Bravas caseras, me quedé sorprendida con lo fácil que parecía prepararlas y decidimos probar. No hemos preparado la salsa que él propone, sólo las patatas.

Hay muchas variedades de patatas y en cada país suelen usarse un buen número de ellas, las hay para freír, para hervir, etc. En nuestra zona (Barcelona capital) se suelen encontrar la Patata roja, la del Bufet, Kennebec y Mona Lisa.

Puedo certificar que siguiendo sus instrucciones obtienes un éxito rotundo, patatas tiernas por dentro y crujientes por fuera. El truco está en las dos cocciones que lleva y....os lo explico con detalle en la elaboración.

Las dos salsas que acompañan a mis patatas son bastante básicas aunque con  toques que les dan una gracia especial, pero podéis incorporar las que más os gusten. 





Ingredientes para 2 raciones de tapa
1 patata grande de freír
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
Aceite de oliva suave para freír
Las Salsas:
Mahonesa de bote mezclada con ajo en polvo y una pizca de Pimentón de la Vera ahumado 
Ketchup mezclada con Sriracha o cualquier otro picante como el tabasco 


Elaboración:

Poner a calentar un cazo con abundante aceite para que cubra los trozos de patata.

Pelar y cortar la patata en cuadraditos grandes. Pelar el ajo y dejarlo entero.

Cuando el aceite esté caliente ponemos las patatas, a fuego lento, tiene que burbujear lentamente.

Dejamos que se cocinen 15 minutos para que queden tiernas.

Sacar las patatas del aceite a un plato y cubrir con un paño mojado y escurrido para que las humedezca. Dejar así 30 minutos.

Mientras tanto podemos preparar las salsas.

La mahonesa la haremos mezclando dos cucharadas soperas de mahonesa con una cucharadita, de las de café, con ajo en polvo y media cucharadita con pimentón de la Vera ahumado. Mezclar bien.

La salsa de tomate la prepararemos con dos cucharadas soperas de ketchup y una de postre de sriracha o cualquier picante que os apetezca como tabasco, guindilla, etc.  La cantidad de picante la calculáis a vuestro gusto, con esta combinación queda un picante suave.

Volver a calentar el aceite, esta vez debe estar muy caliente y volver a poner las patatas, por tandas para que no se peguen entre ellas,  hasta que se vean doradas. Retirar y dejar escurrir el aceite sobrante en un papel absorbente.

Servir junto a las salsas y a disfrutar!!





Este es el enlace a la vídeo receta de Fernando Canales que me sirvió de inspiración. También elabora una salsa de tomate al horno para aliñar las bravas.
https://www.instagram.com/p/B_FUlA-ALzn/


viernes, 5 de junio de 2020

Sashimi de salmón New Style - Nobu Matsuhisa -

Hace algún tiempo en el reto de Cooking The Chef nos tocó adentrarnos virtualmente en las cocinas de Nobu Matsuhisa, un gran chef japonés.

Conseguí su libro West del que me quedé con varias preparaciones, algunas publicadas ya en el blog como la Tempura de rodaballo , la Sopa de setas con trufa y jabugo  o el Caldo dashi

Hoy le toca el turno de aparición a este delicioso Salmón marinado New Style, una nueva forma de "cocinar" el salmón que nos ha seducido.

La preparación es muy sencilla pero el resultado es una conjunción de sabores, texturas y temperaturas dignas de experimentar.

El salmón es un pescado azul muy sano, de sobras conocido es su alto contenido en omega-3, que influye positivamente en el sistema cardiovascular, ayuda a controlar los niveles de colesterol y también es saludable por ser fuente de vitaminas B12 y B6, proteínas, ácidos grasos esenciales, minerales como el selenio o el magnesio y ser rico en calcio.

Es muy versátil en la cocina, puede prepararse crudo, marinado, cocinado, etc., aunque nunca debe pasarse de cocción, porque entonces se seca y pierde su delicado sabor y jugosidad, mi consejo no lo sobrecocinéis!!! 

El ingrediente menos común en la receta es el yuzu, un cítrico de origen asiático que se usa mucho en la cocina japonesa. Por aquí solo se encuentra su jugo en tiendas orientales o por internet y el precio de una botellita de 100 ml. puede ser de unos 12 euros en Amazón. Su peculiar sabor puede imitarse relativamente mezclando limón y mandarina clementina, aunque nosotros en esta ocasión usamos únicamente el zumo de un limón.

El éxito de esta elaboración está asegurado, os lo explicamos a continuación, seguid las instrucciones al pie de la letra y disfrutaréis de un plato exquisito. 


Ingredientes para 2 raciones :

300 gr. de salmón fresco (previamente congelado).
Ajo rallado 1 
Jengibre fresco
10 cucharas soperas de aceite de oliva.
2 cucharada de aceite de sésamo.
6 cucharadas soperas de soja
2 cucharadas de zumo de yuzu* 
*en su defecto mezcla de zumo de limón y clementina, aunque aquí sólo pusimos limón
Cebollino fresco
Semillas de sésamo tostado.
Nabo blanco o Daikon si lo encuentras


Elaboración:

En un bol mezclar el aceite de oliva y el aceite de sésamo.

Mezclar el yuzu con la soja. Si no se tiene yuzu, como os decíamos en el prólogo se puede sustituir por el zumo de limón o mezcla de limón y mandarina verde.

Cortar el jengibre y el cebollino en bastones del mismo tamaño para que la decoración sea uniforme.

Rallar o machacar el ajo hasta conseguir una pasta.

Cortar el nabo en juliana fina y conservarlo en agua con hielo.

Filetear el salmón y colocar sobre un plato o fuente.

Sobre cada loncha poner un poco de ajo rallado, un bastón de cebollino y otro de jengibre.

Verter sobre el salmón la mezcla de soja y cítrico.

Espolvorear las semillas de sésamo tostado por encima.

En un cazo calentar la mezcla de aceites hasta que empiece a humear, retirar del fuego y echar inmediatamente sobre el conjunto con una cuchara. El salmón adquiere un ligero color de cocinado al soasarse por la elevada temperatura del aceite.

Colocamos en el centro un puñado de nabo fresco y ya tenemos listo nuestro exquisito plato.


Video de cómo se vierte el aceite


domingo, 31 de mayo de 2020

Tempura japonesa al estilo de Nobu Matsuhisa

Esta receta de tempura japonesa es del chef  Nobu Matsuhisa y forma parte de su libro West. La usé por primera vez en la receta de Tempura de rodaballo de Nobu Matsuhisa del mismo libro y a partir de ahí no he dejado de prepararla en las recetas japonesas que llevan este tipo de fritura.

Es la tempura tradicional que se prepara en Japón y consiste en una fina capa que envuelve el ingrediente principal, de una forma sutil sin que enmascare su sabor .

El secreto es la temperatura del agua. Debe estar muy fría. Nosotros le pusimos unos cubitos de hielo y cuando estaba la masa mezclada, conservamos el frío con unos cubitos de plástico que llevan agua congelada en su interior. De esta manera se mantiene el frío durante todo el proceso de fritura.

La masa queda crujiente y nada aceitosa por lo que es adecuada tanto para carnes, pescados, verduras o cualquier alimento que deseemos rebozar.

En el blog podéis ver también otro tipo de rebozados en la entrada  Rebozados caseros tipo tempura que publicamos hace un tiempo y pueden seros útiles para otras elaboraciones.


Ingredientes
200 ml. de agua muy fría
1 yema de huevo
100 gr. de harina blanca


Elaboración:

En un bol, mezclar el agua fría y la yema de huevo removiendo con unos palillos.

Añadir la harina poco a poco, mezclando también con los palillos hasta que se haya incorporado toda.

No tiene que trabajarse demasiado porque la masa se espesaría, es mejor si quedan algunas burbujas de aire en la mezcla para que sea más esponjosa.

 NOTA: Si no se dominan los palillos puede usarse perfectamente un tenedor.




lunes, 25 de mayo de 2020

Pasta con sardinas de lata e hinojo a la siciliana

Para hacer esta pasta nos hemos inspirado en una receta siciliana que publicó en su instagram @sobrillasblog. No es exactamente la misma pero se le parece mucho. 

La receta original de Sicilia lleva sardinas frescas pero esta versión se prepara con una lata de sardinas en conserva y el resultado es muy sabroso. 

Es una pasta deliciosa y muy rápida de preparar. El sabor de las sardinas en conserva cocinadas resulta muy intenso, mezclado con la pasta y con el toque anisado del hinojo hace que sea un plato para disfrutar.  

Un plato muy equilibrado, nutritivo y con muy poca grasa.



Ingredientes para 2-3 raciones 
100 gr. de pasta, espirales, macarrones, etc. (la pasta corta recoge mejor la salsa de esta receta)
1 bulbo de hinojo
1/2 cebolleta
1 diente de ajo
1 lata de sardinas en aceite de oliva
1 vasito de vino blanco
Piñones y pasas (un puñado, al gusto)
Pan para freír
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Cebollino


Elaboración:

Poner las pasas y los piñones en remojo con un poco de agua.

Limpiar y lavar el hinojo, cortarlo en rodajas primero y bastones después. Reservar las hojas.

Cortar la cebolleta en juliana y picar el ajo en láminas. Reservar.

Cortar unos dados de pan para freír.

Poner a hervir una olla con agua suficiente para cocer la pasta y agregar unos trozos de hinojo..

Mientras tanto arreglar las sardinas, quitar la espina central y trocear, reservar el aceite de la lata.

En una sartén grande poner un poco de aceite de oliva y freír los dados de pan. Cuando estén dorados retirar, agregar un poco más de aceite y sofreír la cebolleta y el hinojo restante excepto las hojas, poner un poco de sal.

Cuando esté pochado añadir las pasas y los piñones escurridos, esperar que se doren un poco, agregar el vino, dejar evaporar y apagar el fuego.

Poner la pasta a cocer en el agua hirviendo, añadir sal.

Cuando la pasta esté casi cocida encender de nuevo el fuego de la sartén y cuando se caliente el sofrito añadir la pasta, sacándola de la olla con algún utensilio que ayude a escurrirla, por ejemplo una rasera.
No se debe escurrir con un colador porque es importante conservar el caldo de cocción hasta el final ya que añadiremos un poco a la sartén.

Remover la pasta junto al sofrito, agregar las sardinas troceadas y un cazo del caldo de cocción. dejar que se evapore todo junto y a continuación añadir un poco del aceite de la lata.

Emplatar con un poco de cebollino cortado fino, las hojas del hinojo y unos dados del pan frito. Servir inmediatamente.




lunes, 18 de mayo de 2020

Huevo marinado en soja

Los huevos marinados en soja son típicos de la cocina japonesa y se suelen utilizar para infinidad de recetas. 

Nuestra receta es una versión preliminar que nos ha servido de experimento para conseguir hacer en un futuro los  Ajitsuke Tamago, unos huevos cocidos y marinados, un ingrediente indispensable en el Ramen, con la yema muy cremosa y un acabado perfecto que requiere un tiempo de cocción muy delicado.

En cualquier caso estos huevos marinados son perfectos para comer solos o como complemento de las ensaladas. 

Por lo fáciles que son de preparar y lo sabrosos que han quedado nos ha parecido que era un experimento digno de ser compartido, una receta para todos los públicos. 




 Ingredientes
2 huevos medianos
1 taza de soja
1/2 taza de mirin (si no tienes mirin puedes usar sake con una pizca de azúcar)
1/2 taza de agua
1/2 diente de ajo


Elaboración:

Cocer los huevos en agua hirviendo durante 7 minutos. Cuando estén cocidos pasar los huevos a agua muy fría para cortar la cocción.

Pelar los huevos con cuidado y reservar.

En el frasco o bol donde quedarán marinando, agregar la salsa de soja, el mirin, el agua y el ajo. Mezclar.

Sumergir los huevos en el marinado y dejar reposar durante al menos 12 horas en la nevera, pero mejor si lo dejas de un día para otro para que tengan más intensidad.

Para servirlos sacar del marinado y cortar a la mitad.





lunes, 11 de mayo de 2020

Patacón o platano macho frito

El patacón de plátano macho, también llamado tostón, es originario de América Latina. Se elabora con el plátano macho verde, generalmente frito y se suele usar de acompañamiento en platos principales.

En este caso la receta viene de Ecuador y la hice para un reto sobre comida ecuatoriana que fue muy interesante. Descubrí platos deliciosos que desconocía como los Llapingachos, unas tortitas de patata que también preparé y que podéis ver en el blog.

En nuestro país hasta hace unos años no era habitual encontrar este tipo de plátano en las tiendas e incluso hoy en día hay bastantes supermercados que no lo tienen, aunque sí es fácil encontrarlo en tiendas de fruta y verdura de barrio. 

La primera vez que preparé el patacón, lo hice con plátano macho maduro (amarillo) por desconocimiento, pero la verdad es que el sabor también quedó muy rico aunque con textura más blanda.

No tengo referencias familiares,  la receta la he preparado consultando varias fuentes que coincidían en la elaboración. Como veréis es sencilla, el único truco que tiene es freír el plátano en dos cocciones. Os lo cuento.......



Ingredientes
4 plátanos macho verdes
Aceite para freír (de oliva en mi receta)
Sal al gusto


Elaboración:

Poner abundante aceite en un cazo o sartén honda a fuego moderado.

Pelar el plátano macho verde, para ello quitaremos los dos extremos y haremos uno o varios cortes en la piel con la punta de un cuchillo afilado, longitudinalmente o sea a lo largo del plátano,  e iremos separando la piel que queda entre las líneas.
Nota: Cuando los preparé la primera vez, corté un par de rodajas con piel y me dí cuenta que era más dificultoso.

Una vez pelado hay que cortarlo en rodajas de un centímetro y medio aproximadamente.

Una vez caliente el aceite poner a freír los trozos de plátano verde retirándolos cuando estén algo dorados, colocarlos sobre una base plana y aplastarlos usando un vaso, una taza o cualquier recipiente plano para darles forma.

Una vez aplastados se ponen a remojar en agua con sal antes de volver a freírlos para que queden más crujientes.

Volver a colocarlos en el aceite caliente hasta que terminen de dorarse.

Servir como guarnición o como aperitivo.



Enlaces relacionados:

Video de como pelar el plátano macho: https://www.youtube.com/watch?v=l8sN1CydsTw