miércoles, 13 de marzo de 2013

Potaje de garbanzos y acelgas "Yaya Filo"

Un plato familiar, de cuchara, herencia de mi abuela Filo, a la que homenajeo desde aquí, una andaluza de Jaén con la que tuve la suerte de compartir parte de mi vida. No será el único plato suyo que publique,  aunque sí el primero porque le tengo especial cariño.

Es una comida suave que se puede complicar tanto como quieras a base de carnes y embutidos, de hecho ella hacía dos versiones, una con chorizo y la otra sin,  os propongo primero la versión light, de acelgas, garbanzos y arroz, bueno y un pequeño truco, un hueso de jamón. Recuerdo que mi abuela compraba los garbanzos ya cocidos en el "granero" (tiendas que vendían legumbres cocidas) y de esta forma solventaba la comida de una manera bastante rápida. 

Esta foto no hace mucha justicia al color del potaje, tiene un tono más rojizo por el pimentón, en cuanto tenga otra mejor la cambiaré.




Ingredientes para 4 personas

Versión light
1 manojo de acelgas grande
1 bote (500gr.) de gabanzos cocidos
4 puñados (aprox.) de arroz, 1 por persona
Pimentón dulce
2 ajos
1 hoja de laurel
Aceite de oliva
Sal
2 1/2 l. de agua aprox.

Versión heavy
lo mismo 
+
1 chorizo tipo cantimpalo
1 trozo de jamón


Colocar al fuego una olla mediana, hay que tener en cuenta que sea lo suficientemente grande para que quepan las acelgas, porque tienen mucho volumen en crudo, aunque enseguida merman. Lo primero que haremos es poner aceite suficiente para sofreír los ajos cortados a láminas. En cuanto los ajos están dorados se añaden el laurel y el hueso de jamón, a continuación 3 cucharaditas de pimentón, se revuelve e inmediatamente se añaden los garbanzos cocidos, escurridos,  damos una vuelta y agregamos las acelgas cortadas igual que para hervir, en trozos medianos, remover todo para que se impregnen del sabor y cubrir con el agua, llevamos a ebullición y cuando ya esté hirviendo agregamos el arroz y un poco de sal, con cuidado porque el hueso ya es salado y es mejor rectificar al final de la cocción. Entre 15 y 20 minutos serán suficientes para que el arroz y el potaje estén listos, probar y rectificar de sal.

La versión "con chorizo" y un trozo de jamón, sólo requiere que añadas un cantímpalo o similar cortado a rodajas grandes y el trozo de jamón a cubitos, todo ello antes que las acelgas, queda espectacular. Podéis alternar las dos versiones. Probadlo, no os defraudará. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario