miércoles, 10 de febrero de 2016

Crema de calabaza al curry rojo picante light

Para mí la mejor forma de comer las verduras y hortalizas es en sopas y cremas, porque al aprovechar el agua de cocción tomamos todas sus vitaminas y nutrientes.

Esta crema de calabaza es una de mis preferidas a la hora de perder peso, porque apenas tiene calorías, su alta cantidad de agua la convierte en un alimento ideal para las dietas, siendo a su vez muy saciante.

Añadir el sabor exótico del curry rojo picante en pasta, muy usado en la cocina Thai,  cambia totalmente el concepto que podáis tener de la clásica crema de calabaza y le va de maravilla. 

La pasta de curry rojo puede ser medio picante (Medium) o muy picante (Hot), elige según tu gusto.
Se puede encontrar en grandes superficies o en los comercios asiáticos. Si tenéis problemas para conseguirlo podéis sustituirlo por curry en polvo y añadir un poco de pimienta y aunque el sabor no será el mismo el resultado también está rico.

Para terminar el plato, en esta ocasión he optado por un polvo de aceitunas negras, un crujiente de queso y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. 





Ingredientes para 3-4 raciones:

1 calabaza mediana
1 cebolleta 
1 cucharada sopera de pasta de curry rojo (Hot o Medium)
Comino en polvo
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para el crujiente de queso:
Queso rallado al gusto, que funda

Para el polvo de aceitunas negras:
10 aceitunas negras sin hueso




Elaboración:

Pelamos y limpiamos la calabaza y la cebolleta (incluso lo verde), las cortamos en trozos medianos.

En una olla calentamos dos cucharadas de aceite de oliva virgen, incorporamos primero la cebolleta, la dejamos sofreír hasta que se dore un poco y añadimos la hoja de laurel, la pasta de curry rojo y la pizca de comino, removemos y agregamos la calabaza. Dejamos 2 minutos a fuego vivo.

Cubrimos con agua y dejamos cocer 15 minutos aprox.   

Cuando la calabaza esté blanda apagamos el fuego, retiramos la hoja de laurel y trituramos con la turmix o el vaso batidor.

Podemos servirla tal cual con un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima o agregar el crujiente de queso y el  polvo de aceitunas negras.

Para hacer el crujiente de queso:

Calentar una sartén a fuego medio y echar una capa fina de queso rallado, esperar sin tocarla  y cuando los bordes empiecen a tostarse,  levantarla con cuidado por los lados y ponerla a enfriar sobre un rodillo o una botella. 

Para el polvo de aceitunas negras:

Escurrir y secar las olivas negras, partirlas a cuartos y ponerlas en un plato sobre papel absorbente. Introducirlas en el microondas 30 segundos, abrir y comprobar, repetir la operación las veces necesarias (siempre a intervalos de 30 segundos para evitar que se quemen) hasta que las olivas estén secas. Puede tardar unos 2 o 3 minutos. Triturar.

Con la Thermomix:

Poner en el vaso la cebolleta, picar, 10 seg./Vel 5 .

Añadir el aceite, la sal, sofreír 7 min/100º/Vel 2.

Añadir el curry rojo, la calabaza a dados, el laurel y el caldo, programar 30 min/100º/Vel 1.

Esperar unos minutos que baje un poco la temperatura, retirar el laurel y triturar 2 min/Vel 8.

Servir y adornar con el crujiente de queso, el aceite de oliva y el polvo de olivas negras.





No hay comentarios:

Publicar un comentario