miércoles, 30 de mayo de 2018

Gelatina de zumo de arándanos con yogurt y chocolate

Después de años usando la gelatina, estoy convencida de que es un buen aliado en mi cocina, sobretodo en postres, porque no me gustan las cosas demasiado dulces. Al ser un sabor neutro, me es muy útil cuando se trata de dar consistencia a zumos de frutas para conseguir un postre como el que presento hoy, sano, con poco aporte calórico y estéticamente muy atractivo.

La cantidad de gelatina que suelo usar en este postre es algo menos de lo que se indica en las instrucciones, generalmente recomiendan 6 láminas para medio litro de líquido pero para mi gusto queda demasiado dura y le suelo poner 5, es decir 1 lámina por cada 100 ml. con lo que queda un poquito más suave. 

Otro detalle distinto a la hora de preparar esta gelatina es la forma de hidratarla (ablandarla),  en las instrucciones se indica que la sumerjas en agua, pero al usar zumo es innecesario, es mejor hacerlo directamente en él porque así no suelta el agua del hidratado y queda mejor.

La gelatina tiene unas propiedades dignas de ser mencionadas, no aporta nada de colesterol, ni grasas, protege las articulaciones gracias al colágeno. El zumo de arándanos, el chocolate, el yogurt y la miel completan una serie de beneficios que podéis ver en los enlaces que os dejo al final del post.

La combinación de un fruto rojo como el arándano, mezclado con el frescor del yogurt natural y el toque del chocolate nunca ha defraudado a ninguno de mis invitados. Además es un perfecto final para comidas copiosas en las que cualquier otro postre puede resultar excesivo o pesado.

Lo único a tener en cuenta para el éxito de esta elaboración es que todos los ingredientes sean de calidad, en especial el zumo de arándanos.




Ingredientes para 10/12 vasitos:

1 litro de un buen zumo de arándanos (o frutos rojos)
10 láminas de gelatina (cola de pescado) 
4 yogurts naturales (o azucarados si no quieres miel)
1 pieza de chocolate pos vasito
1 bolsa de bolitas de chocolate rellenas de arándano (Mercadona) opcional
Miel para endulzar el yogurt


 Elaboración:

Poner las 5 láminas de gelatina en medio litro de zumo a temperatura ambiente. Dejar unos 5 minutos hasta que se ablanden.

En un cazo calentar el otro medio litro de zumo, sin que llegue a hervir.

Retirar del fuego, sacar la gelatina ablandada y meterla en el zumo caliente. Remover hasta que esté disuelta. Añadir el resto del zumo donde habíamos hidratado la gelatina. Mezclar bien y verter en los vasitos.

Poner en la nevera mínimo durante 4 horas, aunque es mejor dejarla de 6 a 8  horas en la nevera para que esté totalmente cuajada.

Cuando esté lista ya se puede añadir el yogurt, al que habremos agregado miel al gusto. Terminar con  el chocolate.




Enlaces relacionados con la receta:

Gelatina, sus propiedades:

Zumo de arándanos

Yogurt natural

Chocolate:


No hay comentarios:

Publicar un comentario