jueves, 31 de enero de 2019

Salsa oriental Toco

Esta salsa es muy sencilla de hacer y es muy útil para cualquier preparación oriental que requiera acompañar el producto y potenciar su sabor. 

Yo la utilizo siempre para mojar mis Rollitos Vietnamitas de salmón ahumado (que publicaré mañana) porque el contraste es perfecto.  También es muy interesante con sushi, sashimi o pescado crudo, tofu, algas, etc. 

Casi todos los ingredientes son muy  fáciles de encontrar, salvo el Mirin (un vino de arroz dulce) que no es tan popular pero que conseguiréis seguro en tiendas orientales. Los demás están ya a nuestro alcance en muchos supermercados.  Simplemente tienes que mezclarlos y sin más complicaciones obtendrás ese toque oriental que marca la diferencia en muchas ocasiones.

Por cierto que el nombre ToCo es cosa mía, igual que las proporciones de los ingredientes de esta salsa y por eso la he "bautizado", un capricho ;-) 




 Ingredientes para medio vaso aprox.

Abreviatura : c/s = cucharada sopera

4 c/s de soja baja en sal
2 c/s de vinagre de arroz (se puede sustituir por vinagre de manzana)
1.5 c/s de aceite de sésamo
1 c/s de Mirin (opcional)
1 c/s cebollino fresco o seco
1 c/s de semillas de sésamo
Media guindilla roja picante (al gusto)
Un cuarto de cebolleta tierna (si tienes cebolleta china poner 1)
El zumo de un limón


Elaboración:

Cortar la cebolleta incluso lo verde en trozos muy pequeños.  

Limpiar de semillas la guindilla y cortarla en rodajitas.

Exprimir un limón, reservar el zumo.

En un bol poner primero la salsa de soja, a continuación el aceite de sésamo, el vinagre de arroz (o manzana), el zumo del limón y el Mirin si lo tienes. Remover suave,mente para que se mezclen los líquidos y agregar el cebollino y las semillas de sésamo junto con la guindilla. Mezclar y dejar reposar unos minutos.

Antes de servir remover bien de nuevo.



domingo, 27 de enero de 2019

Orzo con guindilla, ajo y cilantro

Hace un tiempo ya que probé el orzo  una pasta de sémola de trigo duro cuyo nombre significa cebada en italiano, por su forma. Es muy popular en Italia y Grecia y también se extiende a otros paises del Mediterráneo aunque no es fácil de encontrar en los supermercados comunes de Barcelona.  Yo la descubrí gracias a unos expositores del Fòrum Gastronòmic de Barcelona hace algunos años ya y desde entonces la he ido encontrando en tiendas especializadas de alimentos como B.H.G Supermercats del món en Barcelona donde tienen todo lo que busques en pasta y donde lo compro de la marca Garofalo. He visto por si os interesa que también lo comercializan De Cecco y Barilla aunque no sé donde lo venden.  

Este tipo de pasta parecida a un grano de arroz pero más grande es perfecta para cocinar de todas las formas que se os ocurra, en sopa, escurrida y con una buena salsa o aderezo, caldosa, melosa o como risotto y también en ensaladas.  En esta ocasión la hice de la forma que más me gusta, sencillamente escurrida, con ajo, aceite, pimienta negra, guindilla y para rematar cilantro.

La textura es sedosa y resulta muy ligera si la cocinas con salsas suaves.








Ingredientes para 2-3 raciones

200 gr. de pasta orzo
Agua
1 Guindilla roja fresca o seca
Ajos (cantidad al gusto)
Aceite de oliva virgen extra
Sal 
Pimienta 
 Cilantro fresco



Elaboración:

Cocer el orzo en agua hirviendo con sal el tiempo que indique el fabricante.

Cortar los ajos en láminas, quitar las semillas de la guindilla y trocear. Picar el cilantro. Reservar.

En una sartén o cazuela plana cubrir la base con aceite de oliva virgen extra, dorar los ajos y la guindilla, cuando estén al punto añadir la pasta previamente escurrida, saltear 2 minutos para que se integren los sabores y servir inmediatamente.

Ya en el plato agregar cilantro picado.



sábado, 19 de enero de 2019

Arroz verde con ajos fritos

Y seguimos en "modo verde" ..... Esta es de esas recetas que surgen por casualidad, estaba viendo la tele y al cambiar de canal vi el final de un programa de Karlos Arguiñano en el que el acompañamiento para la receta era este arroz hecho con espinacas y la verdad es que el aspecto me ganó. Como no vi el programa completo lo he adaptado a mi manera. 

Las espinacas y el arroz maridan perfectamente y convierten este plato en una alternativa muy sana y equilibrada a la hora de elegir un primer plato o acompañamiento, además de ser muy vistoso.

El proceso es sencillo y el sabor de fondo del ajo frito lo hacen muy sabroso. Preparar  y servir inmediatamente es el secreto del éxito porque este arroz no es de los que reposan, cuanto antes lo sirvas más cremoso quedará. 



 Ingredientes

300 gr. de arroz tipo bomba - Arroz Molí de Pals en mi caso
300 gr. de espinacas limpias y cortadas (1 bolsa)
 1 litro de caldo de pollo o verduras (al gusto)
6 dientes de ajo
1 ó 2 guindillas verdes (picantes o dulces según gustos)
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Cilantro o perejil fresco (opcional)


Elaboración:

En una olla llevar a ebullición el caldo. Cuando empiece a hervir poner las espinacas cortadas y lavadas, dejar que se blanqueen, es decir que pierdan la dureza y se pongan blandas. Más o menos unos 2 minutos. Apagar el fuego.

Lo trituramos con el turmix o en el robot de cocina hasta que quede fino (en Thermomix queda líquido) pero si ves que aún quedan trocitos lo puedes pasar por un colador. Reservar.


En una cazuela mediana calentar tres o cuatro cucharadas soperas de aceite, que cubra el fondo de la cazuela, dorar los ajos cortados en láminas gruesas. Este mismo aceite aromatizado por los ajos será la base de sabor de este arroz.

Añadir la guindilla partida en 4 trozos, sin semillas.


Agregar el arroz con un poco de sal y "nacararlo", es decir removerlo hasta que los bordes del grano se vean un poco transparentes.

Incorporar la mitad del licuado de espinacas y remover de vez en cuando para que no se pegue hasta que lo absorba, después añadir el resto del caldo, rectificar el punto de sal, normalmente es necesario añadir un poco. Bajar a fuego suave y esperar a que esté cocido el arroz, en total unos 15-18 minutos según el tipo de arroz.

Servir inmediatamente y añadir cilantro o perejil si es de vuestro gusto.




Enlaces relacionados:

Arroz: https://es.wikipedia.org/wiki/Arroz
Espinacas: https://www.muyinteresante.es/salud/fotos/beneficios-de-las-espinacas/verduras-verdes

viernes, 11 de enero de 2019

Crema de berros ligera

Desde que pasaron las fiestas navideñas estoy en "modo verde" y esta receta viene genial para contribuir a una dieta sana y baja en grasas y calorías, que pretendo seguir este mes ;-). Esta crema de berros es muy ligera, no lleva mantequilla, ni harina, ni crema de leche!! 

El berro es una planta acuática de hojas verdes que se encuentra cerca de manantiales y arroyos con poca corriente. Tiene un sabor ligeramente picante y puede comerse tanto crudo como cocinado. Es muy nutritivo pero apenas tiene calorías.

Los beneficios para la salud del berro son importantes, contiene más de 15 vitaminas y minerales entre ellas la vitamina K que es el nutriente más destacado del berro, con un 312% del valor diario recomendado. Contribuye a formar y fortalecer los huesos, limita el daño neuronal en el cerebro, por lo que ayuda en el tratamiento de Alzheimer. En tiempo de Hipocrates (400 AC) ya se usaba como planta medicinal.  

Esta crema queda deliciosa así,  sin nada más, pero si te apetece adornarla y  permitirte pasarte un poquito, cuando la sirvas puedes ponerle pan frito o un chorrito de crema de leche que son unos toques que en otros momentos sin autocontrol  ;-) me encantan.







Ingredientes para 1 litro de crema aprox.

125 gr. de berros lavados (una bolsa)
Unas cuantas espinacas, sólo las hojas (un puñado grande)
1 patata mediana o dos pequeñas
1 puerro 
1 cebolleta tierna
 Aceite de oliva
Pimienta negra recién molida
 Nuez moscada
 Sal
1 litro de agua 
(o de caldo vegetal ligero que se puede hacer con el verde del puerro y la cebolleta más una zanahoria aunque con agua también queda bien.)


Elaboración:

Pelamos y cortamos la cebolla, la patata y el puerro (solo lo blanco) a trozos pequeños.

En una olla calentamos un poco de aceite y sofreímos primero la cebolla y el puerro y cuando estén un poco pochados agregamos las patatas y rehogamos un poco, incorporamos los berros y las espinacas, mezclamos bien todo y cubrimos con agua o caldo.

Dejamos cocer hasta que la patata esté blanda.

Añadimos un poco de sal, pimienta negra y una pizca de nuez moscada. Pasamos por la batidora o el robot y una vez triturada volcamos de nuevo en la olla, dejamos a fuego lento durante cinco minutos para que pierda el aire de batir. Servimos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra por encima.




Enlaces relacionados:




sábado, 5 de enero de 2019

Brocheta de langostinos a la parrilla con salsa de miel y chiles, de Donal Skehan

El reto de Cooking The Chef me ha descubierto esta vez al chef  irlandés Donal Skehan, afincado en Los Angeles (EEUU). Persona muy polifacética, además de por su cocina es conocido por sus programas de televisión, sus libros, sus trabajos como fotógrafo, youtuber y ex-cantante.  

Tiene muchas recetas publicadas en diversos medios y la mayoría me han gustado por ser asequibles y de mi estilo. Prueba de ello, ya he preparado tres. 

De momento aquí tenéis la primera, una rápida y sabrosa brocheta, en la receta original es de gambas, pero tenía estos estupendos langostinos en el congelador y cambié de crustáceo. 

La sencillez de esta elaboración me hace valorarla como un aperitivo o entrante espectacular.






Ingredientes para 4 personas:

El aliño

3 dientes de ajo, finamente picados.

1 chile rojo largo, sin semillas y picado fino.

2 cucharadas de miel.

2 cucharadas de aceite de oliva.

2 cucharadas de jugo de limón.

Sal y pimienta negra recién molida.

Las brochetas

24 Colas de langostinos crudos, pelados y sin la tripa (la receta original es de gambas).

Lima, para servir.

Un puñado de cilantro fresco, recién picado.

Pinchos de madera.



En primer lugar limpiar los langostinos. Quitar las cabezas y pelarlos.

Una vez pelados se abren por el lado del lomo sin llegar a cortarlos del todo y retiramos el intestino.

Colocar 3 langostinos en cada pincho de madera y reservar.

Pelar y cortar los ajos finamente. Abrir el chile (o guindilla al gusto), retirar las semillas y cortar en trocitos pequeños. Si os gusta mucho el picante dejad las semillas. Exprimir medio limón.

En un bol mezclar la miel, el aceite de oliva, el jugo de limón con el ajo y el chile.

Pincelar la mezcla sobre los langostinos, sazonar con sal y pimienta negra recién molida y luego colocarlas en una parrilla caliente durante 2 o 3 minutos por cada lado.

Servir de inmediato con gajos de lima y cilantro recién picado.








Enlaces relacionados:

Receta fuente: http://www.donalskehan.com/recipes/honey-chilli-prawn-skewers/

Artículos y biografías sobre Donal Skehan:

http://www.donalskehan.com/
https://en.wikipedia.org/wiki/Donal_Skehan
http://foodnetworklatam.com/chef/donal-skehan/

Redes:

https://www.youtube.com/user/donalskehan

Instagram: @donalskehan 

Pinterest: https://www.pinterest.es/donalskehan/donal-skehan-recipes/


Para ver las propuestas de mis compañer@s de reto, pinchar aquí