jueves, 25 de julio de 2019

Tarta Raw de cacao y coco

Gracias al reto de Instagram #losviernesreto me he estrenado en el concepto de la cocina "raw", término inglés que significa crudo, bruto.

La Raw food se basa en el consumo de alimentos crudos y su objetivo es recuperar la esencia natural de las cosas.

La verdad es que hasta hoy no me había parado a pensar de qué se trataba exactamente ese tipo de cocina. Investigando he comprobado que existe una consolidada tendencia que desconocía sobre esta filosofía y que se aplica no sólo en cocina sino principalmente en *decoración.

Es una opción muy sana de comer ya que los alimentos no alteran la mayoría de sus propiedades porque no se ven sometidos a altas temperaturas. Para mí es una manera más de equilibrar la dieta.


Ya puesta en materia, en cuanto vi esta receta automáticamente fue mi candidata. Lo que me gusta de esta tarta es que al ser alimentos crudos no necesita ser horneada, ni siquiera necesitas encender el fuego y su elaboración es fácil y rápida. 

Por si tenéis alguna duda en la elaboración del postre, abajo os dejo el enlace al vídeo en el que me inspiré para mi elaboración.





Ingredientes

Para la base
95 gr .de nuez normal o pecana
145 gr. de dátiles deshuesados
10 gr. de cacao

Para la pasta de dátiles 
80 gr. de dátiles sin hueso
150 ml. de agua 

Para el relleno 
110 gr de aceite de coco
125 gr de leche de coco
La pasta de dátiles  (ver cantidades arriba)
35 gr. de cacao
1 cucharada de vainilla

Opcional para decorar
Coco rallado 
Semillas diversas
Aceite de oliva virgen extra
Sal en escamas
Menta fresca


Elaboración:

Primero haremos la pasta de dátiles que formará parte del relleno, para ello ponemos los dátiles en el agua durante un mínimo de 10 minutos. Cuando estén ablandados, ponemos los dátiles remojados y el agua en la batidora. Trituramos hasta obtener una textura cremosa. Reservamos.

A continuación ponemos en el procesador las nueces, los dátiles secos y el cacao, trituramos hasta obtener una pasta. Esta será la base y paredes de la tarta.

Se puede elegir hacer una tarta grande o porciones individuales en distintos moldes como hice yo.

Cubrimos la base y las paredes del molde aplastando la masa, con un grosor de 2-3 mm. aprox. ni muy grueso ni muy fino. Si usas moldes flexibles te será más fácil desmoldar después.

Pasamos a preparar el relleno.
En la batidora o procesador poner la crema de dátiles que tenemos reservada, agregar la leche de coco, el cacao en polvo y la cucharadita de esencia de vainilla. Batir para mezclar bien. A continuación añadimos el aceite de coco a temperatura ambiente y volvemos a mezclar hasta que quede todo bien integrado con una textura de crema fina.

Rellenar los moldes con esta crema y dejar enfriar en el frigorífico al menos una hora para que solidifique.

Pasado ese tiempo servir decorando a nuestro gusto. En algunas de mis tartaletas puse semillas de calabaza y coco rallado. Para finalizar unas gotas de aceite de oliva virgen extra y unas pocas escamas de sal que dan al chocolate un punto delicioso. Las hojas de menta también combinan.



Definición de raw:

Vídeo fuente de esta tarta de chocolate: https://www.youtube.com/watch?v=-jm7XfhSCvI

*Que es la tendencia raw en decoración:

En interiorismo, reivindica la belleza de las imperfecciones en la madera, con sus texturas ásperas, formas desiguales y agrietadas, dejando a un lado la belleza y perfección de las cosas a la hora de decorar. Los en elementos naturales nos transmiten calidez y relajación.


viernes, 19 de julio de 2019

Ceviche de gambas con leche de tigre y leche de coco

Los ceviches o cebiches (se puede escribir de las dos formas) se elaboran con pescado o marisco crudo, que se marinan en cítricos y a los que se añaden condimentos diversos. El ceviche básico acostumbra a llevar además del pescado o marisco, ají amarillo (es un pimiento picante), cilantro y cebolla roja. La salsa o jugo que resulta de esta maceración es la denominada Leche de Tigre a la que a veces se añade un poco de caldo de pescado. 

El plato de ceviche clásico se puede acompañar de otros ingredientes como el boniato, maiz, etc. Una vez tenemos el ceviche básico, podemos agregar distintos condimentos que nos harán disfrutar del plato a nuestro gusto.

En casa nos encantan los ceviches con distintos pescados o marisco, son una solución deliciosa y práctica. En el blog tenemos publicadas otras dos recetas de ceviche: Ceviche de salmón a los tres cítricos y Ceviche de langostinos al vodka. Si queréis consultarlas podéis pinchar sobre el nombre o en los enlaces al pie de la receta.

Este ceviche de gambas que os propongo hoy es  una receta casera, inspirada en una tapa que tomé hace poco en una terraza de Barcelona. Lleva mi toque personal de naranja porque en los marinados creo que suaviza la acidez y además leche de coco que añadida a la de tigre hacen que la salsa sea distinta y deliciosa.

Vamos a por la receta, que es muy fácil y rápida de preparar.




Ingredientes

200 gr. gamba mediana congelada, de buena calidad pelada y limpia
150-200 ml. de leche de coco (al gusto)
1 lima
1/2 limón
1/2 naranja 
Cebolla roja
1/4 de pimiento rojo
Pasta de ají amarillo (1 cucharadita o dos, depende de lo que te guste el picante)
Cilantro fresco
Aceite de oliva virgen extra


Elaboración:

Comprar unas gambas congeladas que ya vengan limpias, sin caparazón y a ser posible con el lomo abierto y sin la tripa. En las tiendas de congelados que venden al peso suelen tener gamba austral, es la que yo compro, de tamaño medio a grande. Si no las encuentras puedes usar gamba congelada entera. Una vez descongeladas quitarles la cabeza y pelarlas. Consejo: si las estiramos suavemente por la unión entre la cabeza y la cola, sale la tripa fácilmente. La palabra clave es suavidad para que la tripa no se rompa.

Descongelar las gambas la noche antes, en un recipiente tapado y en la nevera.

Cortar el pimiento rojo en dados pequeños (brunoise) y la cebolla roja en tiras finas (juliana). Picar el cilantro. Reservar una pequeña cantidad de cada ingrediente para adornar en el emplatado.

En un bol poner un colador, exprimir sobre él la media naranja, el limón y la lima. Retirar el colador y agregar una cucharadita de pasta de ají diluyéndola en el líquido, la cebolla roja y el cilantro. Agregamos la mitad de la leche de coco. Removemos suavemente.

A continuación sacamos las gambas limpias de la nevera, las cortamos en trozos de pequeños bocados y las añadimos al bol. Mezclamos y dejamos reposar en la nevera al menos 30 minutos o hasta que las gambas pierdan su transparencia. Pasado ese tiempo probar el jugo y agregar un poco más o el resto de la leche de coco, al gusto. Mezclar con cuidado y dejar reposar 5 minutos más.

Una vez en el plato añadir unos dados de pimiento rojo, un poco de cebolla roja, un poco de cilantro picado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Servir frío.












sábado, 13 de julio de 2019

Crema de coliflor, con leche de coco y curry rojo - Normal y Thermomix

Esta exótica crema de coliflor es un plato que no se tarda mucho en hacer. Y lo mejor para mí es que se puede preparar de un día para otro, guardar en la nevera y consumirla fría, templada o caliente. Resulta muy útil cuando llegas a casa con pocos minutos para comer. En mi caso la suelo atemperar 1 minuto en el micro, es como más me gusta.

Quiero resaltar que la coliflor es una verdura que aporta muchos beneficios a nuestra salud,esta crucífera está repleta de vitaminas, tiene propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas, etc. Os dejo unos enlaces muy interesantes al pie de la receta.

Esta forma de cocinar la coliflor hace que sea más atractiva a los  paladares que normalmente no disfrutan con ella. La leche de coco y el curry rojo le dan un toque distinto y delicioso que cambia en gran medida su sabor original. Agregar comino e hinojo en polvo contribuye a hacerla más digestiva.

Es muy sencilla, los ingredientes se cocinan fácilmente,  sus aderezos son exóticos pero se encuentran ya en cualquier gran supermercado y su elaboración requiere tan solo dorar un poco de cebolla, añadir la coliflor, el agua y dejar hervir. Esta es la base, lo demás forma parte del aderezo y os lo explico con detalle en la receta. 





Ingredientes para 1 litro de crema (aprox. porque depende del espesor deseado)

1/2 coliflor mediana
1 cebolleta fresca
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
Pasta de curry rojo (picante o suave, al gusto)
250 ml. de leche de coco
Sal
Agua (hasta cubrir la coliflor en la olla)
1 hoja de laurel
Un poco de jengibre
Comino en polvo
Hinojo en polvo (opcional)
Cebollino y cilantro para adornar (opcional)



Elaboración:

Lavar y partir la coliflor en trozos pequeños para que se cocine más rápido.

Limpiar y cortar la cebolleta en dados pequeños (brunoise).

En una olla poner a calentar dos cucharadas de aceite de oliva, sofreír la cebolla hasta que tome un poco de color. Añadir la coliflor troceada, el jengibre picado, remover y cubrir con el agua. Dejar que hierva durante unos 15 minutos, comprobar la textura de la coliflor, tiene que estar muy tierna para que la crema quede suave.

Cuando la coliflor esté cocida, apagar el fuego e inmediatamente agregar la leche de coco y la pasta de curry. Retirar la hoja de laurel. Triturar hasta conseguir una textura suave y sedosa.

Rectificar de sal y curry a nuestro gusto y servir. Puede tomarse a cualquier temperatura aunque para mí la ideal es templada.

Una vez en el bol o plato, adornar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, una pizca de curry rojo, comino e hinojo en polvo y alguna hierba como cebollino o ciliantro.




Versión Thermomix TM31:

Elaboración:

Lavar y partir la coliflor en trozos pequeños para que se cocine más rápido.

Limpiar y cortar la cebolleta, poner el el vaso para picar, 4 seg. Vel. 4

Añadir al vaso 2 cucharadas de aceite de oliva, programar 5 minutos, Vel. 1 Temp. Varoma.

Agregar la coliflor troceada, el jenjibre, el laurel y el agua hasta cubrir. Programar 15 minutos. Vel. 2 Temp. Varoma y giro a la izquierda (para no romper la hoja de laurel con las cuchillas). 

Cuando la coliflor esté cocida, retirar el laurel  y agregar la leche de coco y la pasta de curry. 

Mezclar programando 30 segundos Vel. 3. . Triturar 1 minuto o 2  Vel. progresiva 6-10 hasta conseguir una textura suave y sedosa.

Rectificar de sal y curry a nuestro gusto y servir. Puede tomarse a cualquier temperatura aunque para mí la ideal es templada.

Una vez en el bol o plato, adornar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, una pizca de curry rojo, comino e hinojo en polvo y alguna hierba como cebollino o ciliantro.



Propiedades de la coliflor:

https://mejorconsalud.com/10-razones-comer-coliflor/

Leche de coco: https://es.wikipedia.org/wiki/Leche_de_coco

Curry rojo: https://es.wikipedia.org/wiki/Curry_rojo

viernes, 5 de julio de 2019

Cous Cous con rúcula, queso Feta y Kalamatas inspirado en Anna Olson

Aunque Anna Olson es muy conocida por sus recetas dulces también tiene una extensa colección de recetas saladas. Para el reto de Cooking The Chef este mes nos ha tocado esta Chef.

Me apetecía un plato fresco que sobretodo no necesitara horno, cosa que con Anna Olson es muy frecuente. Esta receta suya de Cous Cous me pareció ideal.

Tengo que aclarar que la receta original habla de Cous cous israelí que es más grueso que el que normalmente solemos encontrar en los supermercados de por aquí, el más habitual está precocinado y no es necesario cocerlo. Simplemente hay que hidratarlo con agua hirviendo y añadir aceite o mantequilla después.

Es un plato muy completo para estos día de calor y con el que podréis disfrutar de una buena y refrescante comida en poco tiempo. También comentar que el aporte nutricional es muy equilibrado gracias a la combinación del cereal con el queso Feta, la rúcula, el apio, la cebolla y las aceitunas Kalamata.

Me gusta mucho cocinar con cous cous, porque es muy rápido y admite muchos sabores, en el blog he publicado ya otras recetas con este ingrediente que os pueden interesar. Si pincháis sobre los títulos accederéis directamente a ellas.



Cous Cous vegetal basado en el Kerryann's Turkish Cous Cous de Jamie Oliver




Ingredientes para 2 raciones

La medida "taza" no es habitual en mi cocina así que uso un vaso bajo colmado hasta el borde (el usado para el txacoli) como medida alternativa (unos 200 ml. de capacidad)

1 taza de agua ligeramente salada 
1 taza de cous cous precocinado (el normal aquí)
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 puñado de rúcula picada
1 taza de aceitunas Kalamata
½ taza de cebolla roja picada
¼ taza de apio picado
½ taza de queso Feta desmigado
1 cucharada de zumo de limón
Sal
Pimienta




Elaboración:

NOTA: La proporción de agua y cous cous la pone generalmente el fabricante en el paquete, no todos son iguales pero la mayoría funcionan con una medida de agua por una de cous cous.

En primer lugar, llevamos 1 taza de agua ligeramente salada a ebullición en un cazo.

Cuando el agua hierva, añadimos 1 taza de cous cous, mezclamos, tapamos el cazo y dejamos que absorba el agua. Tres minutos aprox.  

Mezclamos en un bol el cuscús con las 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

A continuación picamos 1a rúcula, la cebolla roja y el apio. Agregamos al cous cous y mezclamos.

Añadimos las aceitunas Kalamata, la cucharada del zumo de limón y el queso Feta desmigado. Mezclamos suavemente, salpimentamos y dejamos enfriar en la nevera. También puede comerse tibio.

Mezclamos de nuevo y servimos








Receta original de Anna Olson: https://canalcocina.es/receta/cuscus-israeli-rucula-y-queso-feta-israeli-couscous-with-olives-arugula-and-feta

Anna Olson: https://www.annaolson.ca/

Cous cous :  https://www.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/que-es-el-cous-cous

Cous cous israelí: https://es.wikipedia.org/wiki/Cuscús_israelí

Podéis ver las recetas de mis compañer@s de reto pinchando aquí