jueves, 30 de mayo de 2024

Calamares en tempura verde con salsa tártara

Cómo preparar un rebozado crujiente y colorido con mucho sabor.



La tempura, técnica japonesa de rebozado, deliciosa y crujiente, tiene su origen en Portugal. En el siglo XVI los jesuitas portugueses, desplazados a Japón con la misión de evangelizar, hicieron populares allí los pescados rebozados que consumían en 'tiempos de Cuaresma', 'tempora ad quadragesimae' en latín, para hacer ayuno o abstinencia. Comían verduras y algún pescado, generalmente rebozado y en fritura. De este modo lograban darle algo de gracia y lo hacían más contundente. De la palabra 'tempora' surgió la tempura

Tenemos en el blog varias recetas con tempura que podéis consultar en los enlaces al final del post. Para variar un poco y jugar con otros sabores y colores, en la masa para rebozar hemos añadido hojas de cilantro. Se pueden usar otras hierbas para conseguir el verde como perejil, albahaca, etc. O también una mezcla de varias. La cantidad, al gusto, para conseguir un verde más o menos intenso.

Animaros a probarlo, seguro que será una grata experiencia.


Ingredientes
 2 calamares grandes, frescos o congelados, solo los cuerpos
1 huevo
9 cucharadas soperas de harina de garbanzo, aprox. 
25 g de hojas de cilantro, aprox.
1 cucharada de levadura química
100 ml de agua muy fría
Aceite de girasol
Sal
La salsa tártara como complemento


Elaboración:

Limpiar muy bien los calamares, quitar las pieles interiores y exteriores, guardar para otras recetas las patas y las aletas y cortar los cuerpos en aros. Si se dispone de cuerpos ya limpios y descongelados, tiempo que ahorramos.

Para la tempura poner en una batidora el huevo, 6 cucharadas de harina de garbanzos, el cilantro o la mezcla de hierbas, la levadura, el agua fría y una pizca de sal. Triturar los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea.

Poner el resto de la harina reservada en un plato, poner los aros de calamar para que cojan una capa fina e introducirlos en la masa para rebozar. 

Calentar abundante aceite de girasol en una sartén. Cuando esté bien caliente, introducir los calamares, por tandas para que no peguen entre ellos y freírlos hasta que se doren. Retirar y escurrir sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Repetir el proceso con el resto de los calamares.

Acompañar con la salsa tártara y algunas hojas de cilantro, perejil, etc..





Enlaces a las recetas 'en tempura' de nuestro blog:




martes, 21 de mayo de 2024

Salsa tártara

Cómo preparar la mejor salsa tártara de forma fácil 



El concepto tártara, tartar, tartare en gastronomía se utiliza para definir cualquier preparación en la que el ingrediente principal va picado fino y bien mezclado con una salsa que además de aliñarlo, sirva para una maceración rápida.

Esta salsa recibe el nombre de tártara por asociación a la receta de "Carne tártara" recogida en el libro 'Le Guide Culinaire', edición de 1921, del legendario chef  Escoffier. Una receta de carne cruda, lo que hoy se conoce como Steak tartar

La salsa tártara parte de una mahonesa casera aunque también puede ser comercial si se prefiere, a ésta se le mezcla un picadillo de encurtidos, etc. que suelen cortarse a cuchillo para encontrar los trozos, pero si gusta más fina también lo podemos picar en un robot. El tiempo de preparación en todo caso es de pocos minutos.

Es un condimento muy atractivo para acompañar un sinfín de preparaciones. Como aliño a las ensaladas, para darle un toque de sabor a los filetes de carne o pescado a la plancha, para acompañar los huevos duros, patatas fritas o asadas, etc. 
 
Actualmente, la salsa tártara es una de las más conocidas en todo el mundo. 


Ingredientes
150 gr. de mahonesa casera o comercial
1 huevo cocido
1/2 cebolleta
15 alcaparras (aprox. al gusto) 
1 cucharadita de mostaza de Dijón
3-4 pepinillos
Cebollino fresco


Elaboración:

En un cazo con agua hirviendo cocer un huevo durante 10 minutos. Después refrescar y pelar.

En un bol ponemos una base de mahonesa casera, aunque también puede ser de bote, añadimos la cucharadita de mostaza, la cebolleta, los pepinillos, el cebollino y las alcaparras, todo picado fino.

Cortamos el huevo cocido también finamente y lo agregamos. Mezclamos todo bien y ¡listo!

Si sobra y la mahonesa es casera no recomendamos guardarla por el tema de la salmonelosis, peo si está hecha con mahonesa comercial se puede conservar en el frigorífico, bien tapada.


Enlaces relacionados:



lunes, 13 de mayo de 2024

Mini Smørrebrød de salmón marinado y perlas de arenque Moluga

Conocéis los Smørrebrød, auténtica y deliciosa gastronomía danesa?



Hace poco nos escapamos unos días a Copenhague, capital de Dinamarca. Y siempre aprovechamos nuestros viajes para mejorar nuestra cultura gastronómica y publicar después alguna receta en nuestro blog de lo que más valoramos de lo aprendido.

Comprobamos allí la popularidad del smørrebrød, uno de los platos más característicos de la cocina danesa y que hoy en día más ha evolucionado, pues admite mil y una variaciones en sus ingredientes.

Los smørrebrød, traduciendo del danés: pan con manteca, son rebanadas de pan, normalmente de centeno, untadas con mantequilla y recubiertas con ingredientes como queso, pescado, carne, salchichas, etc. Pueden ser para el almuerzo, una cena o una merienda. El sándwich de fiesta, festsmørrebrød, muy revestido de productos, sería un plato principal. 

Se extendió mucho su fama a finales del siglo XIX, cuando aparecieron pequeños restaurantes en Copenhague especializados en sandwiches abiertos, o sea smørrebrød.  Imprescindible para hacer un sándwich abierto es que el pan tenga la suficiente calidad y consistencia como para soportar los alimentos que se van a servir sobre él. 

También comprobamos allí que los daneses son amantes de la filosofia hygge, un sentimiento acogedor, de bienestar, satisfacción. etc... Y bajo esta inspiración hygge, hemos preparado estos, digamos,  mini smørrebrød para recibir a la familia y amigos.

En esta ocasión, para nuestra receta, incorporamos como ingrediente especial las esferas de arenque ahumado Moluga de Spherika , con un intenso sabor a mar y una textura que combina perfectamente con el salmón estilo Gravlax marinado en casa.



Ingredientes:
Rebanadas de pan de centeno, de molde, laminado
Queso mascarpone (o mantequilla)
Germinados de puerro, o similar
Salmón gravad laks, marinado casero 
Esferas de arenque ahumado Moluga
Eneldo 
AOVE 


Elaboración:

Previamente, el día anterior descongelar el salmón. Para marinar el salmón en casa, se necesita sal gruesa, azúcar y eneldo, y en este caso dejar en el frigorífico un máximo de 8 horas para que esté tierno. Tenéis nuestra receta paso a paso en este enlace: Salmón marinado al estílo nórdico

Si no podéis marinarlo se puede usar salmón ahumado envasado, pero el sabor no es el mismo. 

Montamos los mini smørrebrød:

Cortar el salmón en láminas o tacos no muy gruesos.

Colocar una base de pan, el tamaño al gusto. En este caso el pan de molde de centeno era grueso y lo estiramos un poco con un rodillo hasta obtener un grosor de medio centímetro aproximadamente, dividiendo cada rebanada en cuatro piezas.

Untar el pan con una capa de mascarpone, poner encima unos brotes de germinados, sobre estos el salmón y encima las perlas de arenque ahumado Moluga, Terminar con unas hebras de eneldo y unas gotas de aove.
 
Listos para disfrutar.


lunes, 6 de mayo de 2024

Ensalada de Xouba de Rianxo (sardinillas) gourmet

Conocéis la Xouba de Rianxo? Un sabor inolvidable!!



La garantía que permite asegurar el disfrute de esta ensalada es usar un producto de alta calidad como ingrediente principal, en este caso las sardinillas de A conserveira, marca Xouba de Rianxo, una delicatessen con la certificación de origen que otorga la Cofradía de Rianxo. Descubrimos los productos del mar de esta conservera gallega hace ya tiempo en Alimentaria y no dudamos en recomendarla por su excepcional calidad.

Conversamos en Alimentaria 2024 sobre los procesos de producción con Pascual Tarrón, CEO de A Conserveira, empresa sita en Ribeira, en la Ria de Arousa. Con una sabia mezcla de artesanía y tradición obtienen unas conservas de máxima calidad. Y sobre conservas nos explicó que las de pescado azul en aceite de oliva no caducan, mejoran con el tiempo. El aceite penetra en la sardina, se vuelve más melosa y su espina se confita, casi ni se nota. 

El resto de ingredientes usados por supuesto son selectivos, para conseguir una ensalada de lujo. Cogollos de lechuga, aceitunas Kalamata deshuesadas, pimientos del piquillo, pepino laminado encurtido casero y un excelente AOVE Zuheroliva con DO Baena para aliñar. 

Una vez  disfrutada la ensalada, nos queda el eco del sabor excelso de las Xoubas, su finura, cada bocado dejando que se funda en la boca sin dejar rastros incómodos. Un auténtico placer.
 

Ingredientes
2 cogollos de lechuga
1 lata de sardinillas (Xouba de Rianxo A Conserveira)
4-8 pimientos del piquillo
 Pepino encurtido estilo sueco casero
Aceitunas Kalamata
Aove (Hoy de Zuheroliva)
Sal
Pimienta blanca recién molida
 

 Elaboración:

La única elaboración que aconsejamos, aunque no es imprescindible, es pasar los pimientos del piquillo por la sartén ya que vienen precocinados pero no del todo hechos y pueden resultar un poco indigestos si se consumen directamente. 
 
Disponer todos los ingredientes alrededor de las sardinillas Xouba. 

Aliñar las xouba con el aceite de oliva de la lata y el resto de ingredientes con un buen aceite de oliva virgen extra, flor de sal y pimienta blanca recién molida.

Listo!