jueves, 4 de julio de 2024

Patatas fritas

Las patatas fritas definitivas, crujientes y cremosas.




La patata o papa, es tal vez el alimento más universal ya que se consume actualmente en todos los continentes. Cultivada en el altiplano andino desde hace más de 7.000 años, se utiliza para preparar guisos, sopas, ensaladas, purés, elaboración de licores... y patatas fritas.

En el origen de la elaboración de patatas fritas hay poca información fidedigna y no está exenta de disputas. Se atribuyen su origen tanto los franceses como los belgas.

Actualmente sobre las patatas fritas se podría escribir una enciclopedia, es quizás el snack más delicioso y popular del planeta, un negocio que supera a nivel mundial los 34.000 millones de dólares, tiene su propio Dia Mundial el 20 de Agosto y hasta Pablo Neruda, premio Nobel de Literatura le dedicó una oda.

Unas pocas pautas para cocinar las patatas fritas: Elegir una buena patata pelar y no olvidar ponerlas en agua, no cortar demasiado delgadas, secar bien antes de freír, usar un buen aceite, sin escatimar y a la temperatura* correcta, no tapar la sartén y poner sal al finalizar. 

Es importante el consumirlas enseguida o con el tiempo se reblandecen.


Ingredientes
Patata
Aceite de oliva
Sal
Opcional: Pimienta, salsas al gusto, etc.


Elaboración:
 
Pelar, lavar y cortar la patata en rodajas de 1 cm. aprox. y cada rodaja en palitos de 1 cm de ancho.

Sumergir en agua para eliminar el almidón, dejar unos 15 minutos en remojo. evitando así que al freírse se peguen unas a otras.

Una vez remojadas las escurrimos y secamos con un paño o papel absorbente para que no salpiquen al meterlas en el aceite.

Haremos la fritura en dos temperaturas pero en la misma sartén

Poner una sartén con abundante aceite de oliva, suave o virgen extra y calentar a fuego medio. La temperatura* del aceite en esta primera fritura tendrá que estar en torno a los 140 °C. Al introducir las patatas en el aceite las burbujas tienen que ser lentas y no muy grandes. Freír unos 6 ó 7 minutos sin que lleguen a dorarse, sólo tienen que cocinarse por dentro Remover dándoles la vuelta, que queden separadas y cocinadas de manera uniforme, Subir la temperatura del aceite a fuego alto, 180-190 grados para que se tuesten y queden doradas y crujientes

Una vez fritas espolvoreamos sobre ellas la sal y añadir los condimentos opcionales elegidos. 

*En cuanto a la temperatura muchas recetas aconsejan freír las patatas en dos veces, la primera a 140º y retirar de la sartén, subiendo la temperatura a 180º y volviendo a introducirlas en ese momento, pero a nivel doméstico nosotros preferimos hacerlo subiendo simplemente el fuego sin quitar y poner las patatas.


 Otras recetas relacionadas: