miércoles, 18 de mayo de 2016

Naranja y limón congelados para enfriar bebidas sin aguarlas

A veces un cubito de hielo puede estropear el sabor de una bebida, como por ejemplo una infusión, porque le añade agua. 

Siempre puedes hacer los "hielos" de la misma infusión, es una opción que he usado alguna vez, pero es más entretenido. Este truco es más rápido y muy simple, sólo tienes que trocear y congelar las naranjas y limones para obtener unos estupendos "cubitos" que combinarán con muchas bebidas a las que habitualmente se les ponen estos cítricos.

Este mismo sistema se puede usar con otras frutas, como fresas, cerezas, sandía etc., ya que en general suelen congelarse bien.

Otra ventaja de este método es la conservación de la fruta y su aprovechamiento, sin riesgo de que se contamine una vez cortadas, en nuestras neveras.

 



Ingredientes:

Naranjas
Limones




Elaboración:

Lavar muy bien las frutas, si no es ecológica se debe insistir mucho en frotar la piel (mejor con un cepillo) para eliminar todo resto de elementos químicos.

Trocearlas al gusto, pueden ser en rodajas, gajos, dados.... o cualquier forma que prefieras.

Poner la fruta en bolsas para congelar y meter en el congelador.

Esta fruta puede conservarse de 8 a 12 meses en el congelador.




Enlaces relacionados:

Infusión: https://es.wikipedia.org/wiki/Infusi%C3%B3n

Naranja: https://es.wikipedia.org/wiki/Naranja

Limon: http://mejorconsalud.com/las-propiedades-curativas-del-limon/

1 comentario: