miércoles, 31 de enero de 2018

Salsa bechamel básica

Esta salsa es un clásico en la cocina y por supuesto tiene distintas versiones y confusas paternidades así que no voy a entrar en quién la inventó pero si queréis curiosear os recomiento que pinchéis este enlace de Historia de la Cocina donde hablan de ella.  

No la tenía aún en el blog de forma independiente aunque forma parte de varias recetas publicadas, como por ejemplo los Canelones de espinacas,  así que he pensado que sería útil encontrarla por sí sola.

No es difícil de hacer, el miedo de que se agrume nos asusta a veces a la hora de decidirnos a elaborarla, pero creedme si os digo que es cuestión de temperaturas y movimiento. Seguid las instrucciones y evitaréis el peligro.

De todas formas si a pesar de todo aparecen los temidos grumos también hay solución: Pasa la bechamel por un colador fino o utiliza la batidora, cualquier cosa antes que servirla agrumada.

Como esta salsa tiene distintas utilidades según su densidad, el resultado final dependerá de las proporciones de sus ingredientes, así que puede ser ligera para napar suavemente algún producto, media como se suele poner en los canelones o espesa para las croquetas por ejemplo. En los ingredientes os pongo las proporciones más habituales.



    

Ingredientes 


La cantidad de mantequilla y harina siempre es a partes iguales


Bechamel ligera (cubre el producto finamente)

500 ml. de leche 
30 gr. mantequilla
30 gr. de harina
Nuez moscada (al gusto)

Bechamel media (para canelones)

500 ml. de leche 
40 gr. mantequilla
40 gr. de harina
Nuez moscada (al gusto)

Bechamel espesa (para croquetas)

500 ml. de leche 
80 gr. mantequilla
80 gr. de harina
Nuez moscada (al gusto)





Elaboración:

Ponemos la leche a calentar hasta que esté a punto de hervir y la mantenemos así. (Puedes hacerlo en el microondas)

En un cazo caliente ponemos la mantequilla hasta que se funda, entonces añadimos la harina y con unas varillas vamos removiendo hasta que se disuelva y se mezcle bien con la mantequilla, una vez disuelta la cocinamos 1 minuto para que la harina no quede cruda y a continuación incorporamos la leche caliente, poco a poco pero continuamente, sin dejar de remover con las varillas enérgicamente (importante) para evitar que nos queden grumos.

Una vez todo mezclado añadimos la nuez moscada rallada y dejamos hervir 5 minutos removiéndola para que no se pegue a la base.

Retirar del fuego y ya está lista.








lunes, 22 de enero de 2018

Caballa marinada con pimentón y romero

En esta receta el pescado queda marinado pero semicrudo, en la original se ahuma la caballa pero como se necesita madera y no tenía, decidí usar el soplete para darle un sabor similar y quedó muy bien.

Hay distintas formas de terminar la caballa después del marinado, depende del gusto de cada persona. Si te gusta el pescado semicrudo te recomiendo el ahumado o bien el soplete, si no es así y lo pasas un minuto por la plancha el resultado también es delicioso.  En cualquier caso es un plato sencillo de realizar, muy sabroso y absolutamente sano.






Ingredientes para dos personas

2 caballas grandes, de ración
1 kg. de sal gorda
Pimentón dulce o picante según el gusto
Coriandro en polvo (semillas de cilantro)
Romero en rama
Aceite de oliva virgen extra

Opcional

Puré al gusto para  ponerlo bajo la caballa





Elaboración:

Pedir en la pescadería que nos arreglen la caballa en dos lomos, sin la espina central y sin cabeza.

Montar los dos lomos como si la caballa estuviera sin abrir.

Marinado:

Cubrir la caballa con una mezcla de sal gruesa, pimentón, romero picado, y cilantro en polvo durante 20-30 minutos.

Tras este tiempo, sacarla del marinado, limpiarla bajo el grifo y quitar las espinas centrales de cada lomo con una pinzas (esto es opcional porque también se puede hacer en el plato). Quitar también si es posible la telilla de la piel, no es imprescindible pero no cuesta mucho y la textura es más fina. (os explico cómo hacerlo en mi receta de Caballa marinada al vinagre de jerez 
Secar bien con un paño o papel de cocina.

Hacer un aceite de pimentón de la Vera calentando aceite de oliva virgen extra en una sartén y diluyendo una cucharada de pimentón hasta quede un aceite denso. Pasar a un bol y reservar para pintar en su momento los lomos de caballa.

Para el acabado: Os presento tres opciones, aunque yo sólo he probado la del soplete.

Opción 1- Con soplete:

Poner los filetes de caballa limpios sobre un plato o bandeja, pincelar con el aceite de pimentón y pasar el soplete por ambos lados hasta tostar ligeramente.
Tener cuidado de que el plato no esté sobre ninguna superficie inflamable, yo no me di cuenta y tenía una esterilla de madera debajo que por suerte no sufrió daños.



Opción 2 - A la plancha

Calentar una plancha al fuego y cocinar los filetes de caballa 1 minuto por cada lado. En este caso es mejor pintarlos con el aceite de pimentón después.

Opcion 3 - Ahumada

En una cazuela grande o una bandeja honda de metal con tapa, disponer unas ramas de romero secas con unas virutas de madera en la base. Encender con un soplete y poner los lomos de caballa sobre una rejilla encima de las virutas. Tapar y dejar ahumar.

Emplatado:

Sobre una cama de puré al gusto, yo lo hice de brócoli y patata, se colocan los lomos de caballa. Pintarlos con un poco más de aceite de pimentón de la Vera y adornar con unas gotas del mismo aceite.






martes, 16 de enero de 2018

Croquetas, homenaje especial para el día de la croqueta.

Hoy es el día internacional de la croqueta y como no conozco a nadie que no le gusten, he pensado hacer este recopilatorio con las recetas que tenemos en el blog para celebrarlo . #diadelacroqueta

Hay donde elegir!   

Empezaremos por estas deliciosas Croquetas de Cocido, una receta de aprovechamiento que solemos cocinar cada vez que ponemos un buen caldo. Es más, ya tengo que preveer que sobre cocido para poder hacerlas.



Si os gustan de pescado, estas Croquetas de Bacalao son de sentarse y no dejar ni una....



 Y estas otras, las Croquetas de choco en su tinta son adictivas también...........



Terminamos esta muestra con un clásico, las Croquetas de jamón que no necesitan presentación. 




Que aproveche!! Yo seguiré pensando en cocinar y publicar otras suculentas croquetas  ;-) 

miércoles, 10 de enero de 2018

Nachos de masa para empanadillas

Esta receta es  super fácil y muy rápida de hacer, porque su elaboración consiste simplemente en freír en abundante aceite unas tiras hechas con masa de obleas para empanadilla comunes y corrientes, que podemos encontrar en cualquier tienda de comestibles y nos soluciona un aperitivo improvisado. 

La receta surgió de un aprovechamiento total ya que preparé unas   Empanadillas rellenas de chipirón a las que dí forma cuadrada y de los recortes que sobraron nacieron estos estupendos nachos, ligeros, crujientes y más sanos que cualquier aperitivo industrial 

Los puedes servir acompañados con Guacamole o simplemente especiados a tu gusto.




Ingredientes

16 obleas de masa para empanadillas (cortadas a tiras)
Aceite suave para freír (yo uso de oliva pero puede ser girasol o cualquier otro)
Sal
Pimienta, cayena en polvo o cualquier especia que te guste.


Elaboración:

Cortar las empañadillas a tiras.

Poner el aceite en un cazo o en una sartén, calentar a fuego medio, sin que llegue a humear porque se nos quemarían los nachos.


Echar  unas cuantas tiras de empanadilla y dejar unos segundos hasta que se doren, tener cuidado porque se doran muy rápido.

Retirar con una rasera a una bandeja previamente forrada con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Condimentar con sal, pimienta, cayena o cualquier especia al gusto y servir como aperitivo o acompañamiento.




viernes, 5 de enero de 2018

Ensalada de quinoa roja con vegetales y pollo asados, inspirada en Donna Hay

El mes pasado estuvo tan lleno de menús de fiestas y comidas elaboradas que para el reto de Cooking The Chef agradecí que la Chef elegida fuera una cocinera popular. Escogí una ensalada, lo que nos pedía el cuerpo después de tanto exceso y el resultado nos ha encantado.

Casi siempre me esmero por copiar fielmente la receta del autor pero en esta ocasión no acabada de dar con aquella combinación enteramente a mi gusto. Es cierto que Donna Hay tiene un recetario muy extenso pero por un ingrediente u otro no conseguía decidirme. Al final he hecho un mix y ha quedado un plato único muy completo.

La receta que me inspiró, Charred broccoli and Brussels sprout salad with haloumi and red quinoa, tiene elementos que me encantan, otros que no gustan mucho en casa y alguno que no se encuentra por el barrio, así que los modifiqué, agregué el pollo, sustituí las coles de bruselas por aguacate, añadí  champiñones y cambié el Hallumi por mozarella.  Puedes utilizar también la quinoa blanca que es más habitual, como dice la propia Donna, pero la quinoa roja le da color y crujiente al plato.
Os he puesto el enlace a la receta original también al final del post por si la queréis hacer tal cual la creó Donna Hay.



Ingredientes para 2-3 raciones

100 gr. de Quinoa Roja (puede ser blanca)
200 ml. de agua
1 pechuga de pollo cortada a medallones (opcional)
1cdta. de ralladura de piel de limón
500 gr. de brócoli
1/2 aguacate ó 1 según vuestro gusto
2 ó 3 champiñones Portobello (el oscuro)
2 dientes de ajo
Sal
Pimienta negra recién molida
Aceite de Oliva Virgen Extra 
200 gr. de Mozarella rallada (o cualquier otro queso que os guste)
Brotes tiernos de ensalada (1 bolsa pequeña)

Aderezo
1 cda. de jugo de limón
2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
1 cdta. de miel



Elaboración:

Poner la quinoa, el agua (doble cantidad que de quinoa) y la ralladura del limón en una cacerola mediana sobre fuego medio y llevar a ebullición.
Cubrir con una tapa y dejar cocer a fuego lento durante 15 minutos.
Retirar del fuego y dejar el recipiente cubierto durante 5 minutos. Después escurrir con un colador muy fino para no perder quinoa y reservar.

Mientras se cocina la quinoa, calentar la parrilla o plancha a fuego alto con un poco de aceite
*(Donna Hay utiliza el horno, pero a mi me resulta más rápida la plancha)

El pollo, antes de ponerlo en la plancha, lo puedes aliñar con un poco de perejil y limón

Con la plancha caliente, colocar el pollo cortado a tiras grandes, el brócoli troceado en arbolitos pequeños, los champiñones laminados, el aguacate en tiras anchas y los ajos enteros ligeramente aplastados, salpimentar todo y dejar cocinar en la parrilla teniendo cuidado de retirar cada ingrediente cuando esté listo. Los champiñones y el aguacate se cocinan en muy poco tiempo.



Para hacer el aderezo, que es una especie de vinagreta, poner el jugo de limón, el aceite, la miel y la pimienta en un bol pequeño y mezclar con un tenedor para emulsionar. Reservar.

Cuando todo esté cocinado disponer en un bol grande, todo menos el pollo y el queso y añadir el aderezo, mezclar bien y servir al lado del pollo con un montoncito de queso al gusto.

  



Podéis ver las propuestas de mis compañer@s de reto pinchando aquí.


Enlaces relacionados con la receta:

Donna Hay: https://www.donnahay.com.au

Receta original: https://www.donnahay.com.au/recipes/trending/charred-broccoli-and-brussels-sprout-salad-with-haloumi-and-red-quinoa

Tipos y propiedades de la Quinoa: https://www.conasi.eu/blog/consejos-de-salud/quinoa-variedades-y-propiedades/
https://es.wikipedia.org/wiki/Chenopodium_quinoa