lunes, 26 de octubre de 2015

Crema de zanahorias

Parece increíble que con tan solo cuatro ingredientes se pueda hacer una crema tan sedosa, sana, baja en calorías y por encima de todo rica, además de muy asequible en cuanto a elaboración y precio. Es una receta que apetece siempre, pero calentita en invierno es de lo más reconfortante.

Como la mayoría de los vegetales la zanahoria es una hortaliza que tiene muchas propiedades benéficas para nuestro organismo, popularmente se asocia a la buena vista y al bronceado de la piel, pero leyendo algunos artículos relacionados con ella he descubierto cosas muy interesantes, alguna de las cuales quiero destacar, por ejemplo, que los  carotenoides que contiene sirven para prevenir el cáncer de mama y el  falcarinol/carotatoxina nos protege de cierto tipo de tumores. A tener en cuenta que la cantidad de estos principios activos que se aporta a nuestro cuerpo aumenta un 25% si la cueces entera y luego la troceas.

En este artículo de El Pais hay más información sobre el tema, habla sobre 7 beneficios y creo que merece la pena leerlo ....
http://elpais.com/elpais/2014/07/21/buenavida/1405934369_335839.html



Ingredientes para 4 raciones

600 grs. de zanahoria
150 gr. de patata
1 cebolleta tierna
1 litro de Agua o Caldo (de pollo o vegetal al gusto)*
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta negra (opcional)
*Cuando yo la hago sólo con agua le pongo 1 hoja de laurel.

Elaboración:

Lavar y pelar las zanahorias, partirlas en trozos grandes, hacer lo mismo con la patata y la cebolleta.

En una olla poner un poco de aceite de oliva virgen y rehogar todas las verduras un poco, cuando tomen algo de color añadir 3/4 partes del caldo o el agua con la hoja de laurel, reservando un poco para añadirlo al final. Tapar y dejar que hierva durante unos 20-25 minutos. Estará a punto cuando puedas romper la zanahoria con el tenedor.

Triturar hasta que nos quede una crema fina y añadir el resto del caldo/agua para conseguir el espesor deseado.

Con estas proporciones queda una crema fina y ligera, si prefieres una textura más espesa sólo es cuestión de reservar más caldo, retirarlo cuando la verdura esté cocida e ir agregándolo al final.





No hay comentarios:

Publicar un comentario