lunes, 25 de septiembre de 2017

Salmón marinado con aceite y vinagre

En esta receta la frase "menos es más" es muy acertada porque se trata de un salmón marinado con sólo 3 ingredientes, sencillos y naturales, el aceite, el vinagre y la sal, que todos tenemos normalmente en casa. Me la enseñó mi cuñada este verano y me la apropié inmediatamente.  Ya sé que decir  fácil no, facilísimo, es un tópico, pero en esta ocasión es absolutamente cierto.

Se prepara en un momento y con un mínimo de 30 minutos de reposo (en la nevera se conserva perfectamente 24 horas o más)  disfrutarás de un plato exquisito digno de cualquier mesa.  

Sólo me queda daros un consejo, como el marinado no acaba de cocinar totalmente el pescado es mejor congelar el salmón 48 horas antes de prepararlo, para tener la total garantía de que las posibles larvas de anisakis no puedan afectarnos






Ingredientes 

500 gr. de lomo de salmón limpio de piel y espinas  - unos 125 grs. aprox. por persona
Aceite de oliva virgen extra (suficiente para cubrir el salmón troceado)
Vinagre de Jerez suave (4 cucharadas)
Pimienta negra molida
Perejil
Sal





Elaboración:

Quitar la piel y las espinas al salmón o pedirlo ya limpio en la pescadería.

Cortar 4 lomos de aproximadamente 4 cm. de ancho.

De cada lomo hacer lonchas a lo ancho de 1 centímetro de grueso.

Disponer en un plato los trozos de salmón, salpimentar y cubrir con aceite de oliva virgen extra. El aceite es muy importante para el sabor final del salmón. Añadir el vinagre, como cuando se aliña una ensalada. El vinagre y la sal son los que cocinarán el pescado.

Dejar reposar al menos 30 minutos en la nevera, pero si lo deseas lo puedes dejar más tiempo, hasta 24 horas sin problemas.

Sacar de la nevera 5 ó 10 minutos antes de consumirlo para que el aceite se atempere. Espolvorear con perejil y servir.

Acompañar de pan de pueblo para mojar en el marinado.







lunes, 18 de septiembre de 2017

Espirales de lenteja coral con chorizo

Caminando por la ciudad a veces encuentro tiendas especializadas que llaman mi atención, hace poco visité Gra de Gràcia y Casa Ruiz. En ambas me tiré un buen rato mirando las estanterías y descubriendo productos que hasta entonces no había visto nunca, siempre es bueno tener alternativas más naturales y originales para sustituir los productos que habitualmente encontramos en un supermercado. 

En esta ocasión compré pasta hecha con legumbres y no con cereal, ideal para celíacos, aunque en casa no somos intolerantes al gluten pero nos apasiona descubrir nuevos sabores y texturas. Concretamente fueron estas espirales de lenteja roja, otra de garbanzos y por último una negra de lenteja caviar.

Una vez cocinada la primera, las espirales de lentejas coral, he quedado muy satisfecha del resultado, se me ocurrió condimentarlas al estilo de unas lentejas clásicas y la mezcla con el chorizo resultó estupenda. 

Esta pasta es muy saciante y crece bastante una vez cocida, por lo que recomiendo aprox. 60 gr. por persona, si no la comes como plato único.






Ingredientes para 4 raciones

250 gr. de espirales de lentejas coral (roja)
100 gr. de chorizo ibérico
2 cebolletas tiernas incluso lo verde
1 hoja de laurel
1 guindilla roja fresca
2 ajos
Sal
Aceite



Elaboración.

Poner a hervir agua con una hoja de laurel.

Mientras tanto en una cazuela calentar un buen chorro de aceite, que será parte de la salsa, agregar los ajos laminados, dorar un poco y añadir la guindilla y la cebolleta, saltear un minuto e incorporar el chorizo cortado a daditos. En cuanto el chorizo suelte aceite retirar del fuego.

Cuando el agua hierva, echar la pasta y un poco de sal, cocer durante 4 minutos (o lo que indique el fabricante)  tiene que estar al dente, si queda demasiado blanda se pone harinosa.

Escurrir y volcar en la cazuela del sofrito, calentar todo junto 1 minuto y servir inmediatamente.









Enlaces relacionados con la receta:

 Algunas de las tiendas que venden las espirales de lenteja coral:

Gra de Gràcia (En Barcelona)

A granel en Casa Ruiz (En Barcelona y Madrid)
https://casaruizgranel.com/portfolio-posts/espirales-de-lenteja-roja-eco/
https://casaruizgranel.com/contacto/

Veritas
https://shop.veritas.es/es/detalle/-/Producto/Espirales-de-lentejas-rojas-250g/25183

lunes, 11 de septiembre de 2017

Manzana caramelizada, al vino dulce

Este postre es de los que a mi me gusta preparar, pocos ingredientes y una elaboración rápida y sencilla para un espectacular resultado, es sano ya que se elabora con fruta, y las cantidades de mantequilla, azúcar moreno y vino dulce, son muy pequeñas. 

El producto es importante siempre, pero en esta ocasión es especial porque estas manzanas las traje de Lleida, concretamente de Bellvís dónde reside una parte de nuestra familia y que cuando los visitamos nos regalan sus tesoros de la tierra,  frutas y verduras recién recogidas, algo que se agradece inmensamente y que  para nosotros es un lujo del que podemos disfrutar pocas veces al año.

No sé exactamente cual es esta variedad de manzana en concreto, puede ser Gala o Fuji , pero podéis elegir cualquier  manzana que sea dulce y poco ácida como las que ya he nombrado o la Golden que suele ser más fácil de encontrar.







Ingredientes

3 Manzanas
Azúcar moreno, 2 cucharaditas
15 grs. de mantequilla aprox. (1 cucharadita de postre colmada)
1/2 vaso de vino dulce tipo Cariñena





Elaboración:

Pelar y quitar las semillas a la manzana. Trocear.

Calentar la mantequilla en la sartén a fuego medio.

Cuando esté derretida la mantequilla, agregar la manzana, remover para que se impregne y añadir el azúcar. Saltear y dejar cocinar a fuego suave unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.

Esperar a que adquiera un color dorado, entonces subir el fuego y agregar el vino dejando que se reduzca y se evapore. Quedará dorada y brillante.

Cuando quede casi sin líquido retirar a una fuente y servir caliente o tibia.

Se puede comer a cualquier temperatura, aunque fría cambia un poco de sabor y pierde el efecto brillante que le da la mantequilla derretida.








martes, 5 de septiembre de 2017

Brandada de bacalao - Brandada de bacallà de Joan Roca

La Brandada de bacalao (Brandada de bacallà) es un plato  muy popular en la cocina tradicional catalana. La receta de Joan Roca es mi preferida, por su sencillez y gran sabor. Extraída de su libro  La cuina de la meva mare, la brandada fue uno de los primeros platos preparados en el  Celler de Can Roca, según comenta el mismo Joan Roca al pie de la receta.

En cuanto al origen del plato, Joan Roca  nos hace referencia a su amigo Jaume Fábrega, escritor, estudioso de arte y gastronomía, quien afirma que la brandada puede ser un plato catalán y occitano, porque su cocina es  muy parecida y entre otras cosas brandar significa en ambas lenguas mover alternativamente de lado a lado.

He copiado la receta del libro,  porque está muy bien explicada. También os dejo la imagen de la receta original en catalán. 

Joan Roca nos da algunos consejos al final de la receta.  Algunos de ellos los he incorporado en cada paso porque pienso que así serán más rápidos de utilizar y los otros están al final.

La textura se puede ajustar con las cantidades de aceite y leche, a mí me quedó muy cremosa, perfecta para untar y también para gratinar, estaba muy buena.  La próxima vez le añadiré menos leche para que resulte más compacta y probar así otra textura.





Ingredientes para 4 personas

500 gr. de bacalao salado, desmigado
Un chorro de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
500 ml. de aceite de girasol
4 dientes de ajo
100 ml. de leche entera




Elaboración:

Desalar el bacalao con un par de aguas. La primera para hidratar y la segunda para desalar. Escurrir bien.

En un cazo con un chorro de aceite de oliva virgen extra, rehogar los ajos laminados sin que cojan color.

A continuación introducir el bacalao y darle vuelta para que se cueza ligeramente. *Sobretodo no dejar cocer demasiado el bacalao porque perdería su líquido. 

Cuando comience a soltar agua, retirar el cazo del fuego, y con ayuda de un mortero ir triturando el bacalao hasta que se haga una pasta. *Hoy en día se utiliza normalmente la batidora en lugar del mortero, para agilizar la ejecución.

Ir añadiendo poco a poco un hilo de aceite e ir triturándolo y ligándolo como si se tratara de una mayonesa. Mientras lo ligáis con el aceite, añadir pequeños chorros de leche.
*La temperatura del aceite y la leche debe ser tibia de esta manera se ayuda a ligar el bacalao.

Cuando la brandada esté bien ligada y consistente ya podéis parar. *La brandada ha de ser una pasta untuosa, no deben notarse los filamentos de la carne del bacalao. Hay quien añade más o menos cantidad de leche, va a gustos. 

Colocar en pequeñas cazuelitas.
*Otras formas de servir la brandada son,  gratinada al horno con o sin queso, con pan recién tostado o rellenando pimientos del piquillo servidos con una salsa de pimiento rojo escalivado y un aceite de eneldo (este fue uno de los primeros platos preparados en el Celler de Can Roca).







Más notas y consejos del libro: 

Respecto al tipo de aceite, puede usarse un aceite de semillas o bien un aceite de oliva, pero en este último caso ha de ser suave porque sino enmascararía el sabor del bacalao.


También se puede añadir una piel de bacalao en el momento de la cocción, ayudará a emulsionar mucho mejor la brandada.

Joan Roca no recomienda añadir puré de patata, como se hace en muchos lugares, considera que se desprestigia un gran plato.






Esta es la receta original, en catalán:




 Pinchar aquí para ver las recetas de mis compañer@s de reto.


Enlaces relacionados

https://es.wikipedia.org/wiki/Brandada_de_bacalao

https://es.wikipedia.org/wiki/Joan_Roca

http://www.cellercanroca.com/index.htm

http://canalcocina.es/cocinero/joan-roca

https://es.wikipedia.org/wiki/Jaume_F%C3%A0brega

https://ca.wikipedia.org/wiki/Brandada_de_bacall%C3%A0









miércoles, 30 de agosto de 2017

Hummus negro con tinta de sepia

A partir de una tapa que probamos en un bar surgió este Hummus. No intenté averiguar cómo estaba hecho porque lo que realmente sorprendía era su color, así que he decidido hacerlo según mi intuición.

Me gusta usar la tinta de calamar para dar un toque diferente a preparaciones clásicas, otra de las razones es que acostumbro a comprar la tinta de calamar congelada, suele venir en paquetes de 4 a 8 sobres, de forma que para no desperdiciarla acabo haciendo mas de una receta con ellas. Esta vez fue al hacer el Arroz negro con sepia que publiqué el pasado día 5 y como sólo necesité 5 sobres y no se puede volver a congelar me decidí por este hummus. 

El sabor recuerda al de la receta de los Garbanzos con sepietas pero con el matíz del Tahini y el limón tiene un final bastante diferente.








Ingredientes


400 grs. de garbanzos cocidos (1 Bote grande)
1 ajo
Caldo vegetal ó agua
2 cucharadas de tomate triturado
2 sobres de tinta de calamar
Aceite de oliva virgen
Pimentón dulce
1 cucharada sopera de Tahini
Sal

Sepia o pulpo cocido para acompañarlo.






La elaboración es muy simple, dorar los dos ajos laminados en una sartén con un poco de aceite, cuando estén rubios añadir el tomate triturado y la tinta, agregar un poco más de aceite si fuera necesario y dejar sofreir 5 minutos.

Agregar los garbanzos escurridos, dar un par e vueltas sin que se calienten demasiado y retirar.

Se pone todo en la batidora, se añade 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, el Tahini, sal y un chorrito pequeño de caldo vegetal ó agua y empezamos a batir, es importante ir agregando líquido a la pasta poco a poco para conseguir la textura fina y cremosa.

Para terminar, una vez en el plato, espolvorear con el pimentón dulce ó picante y aceite de oliva virgen extra.

Se puede servir con unos trocitos de sepia o pulpo cocido por encima o como acompañamiento de cualquier pescado.



jueves, 24 de agosto de 2017

sábado, 19 de agosto de 2017

Ceviche de langostinos al vodka

Una receta de lo más sencilla, incorporando los langostinos para variar un poco de los clásicos ceviches que suelo hacer, de corvina o de salmón. La presentación en copa la encuentro muy elegante y va genial para un entrante de fiesta.

La inspiración de esta receta me viene del chef Gonzalo D'Ambrosio que tenía un programa en Canal cocina llamado Fácil y resultón y del que he sacado muy buenas ideas.

Los toques de salsa que lleva los podéis ajustar a la cantidad que os apetezca, pudiendo obtener tanto un bocado de sabores sutiles como explosivos con los mismos ingredientes. 

Una preparación sabrosa, sorprendente y fresca, perfecta para el verano.




Ingredientes

500 gr. de langostinos frescos
3 Tomates 
1 Cebolla morada
1/2 ajo
 3 Limas solo el zumo
1 cucharadita de tabasco
1 chorrito de vodka
1 chorrito de salsa de soja
1 cucharadita de aceite de sésamo
 Unas gotas de miel 
1 cucharadita de salsa Perrins
Cilantro fresco picado







Elaboración:

En primer lugar, pelamos los langostinos y les quitamos la tripa estirándola desde la cabeza.

En un bol disponemos los langostinos junto al zumo de las 3 limas, el vodka, la salsa de soja y las gotas de miel.

Por otro lado, cortamos la cebolla en juliana muy fina, picamos el ajo muy pequeño e incorporamos todo al bol.

Retiramos las semillas de los tomates (opcional) y los cortamos en gajos, los añadimos al bol junto a la salsa Perrins, el aceite de sésamo y el tabasco. Removemos bien y reservamos durante 5 minutos para que los langostinos se cocinen con los jugos. Si prefieres que esté más hechos por dentro se puede dejar hasta media hora en el frigorífico.

Pasado este tiempo, disponemos nuestro ceviche de langostinos en una copa de cóctel, decoramos con un poco de cilantro picado y servimos.

viernes, 11 de agosto de 2017

Ensaladilla rusa sin guisantes

Uno de los clásicos del verano es la ensaladilla rusa, un plato fresco y que apetece encontrar en la mesa cuando llegas acalorado.

El origen de esta preparación popular  está en la Ensalada Oliviercreada por Lucien Olivier (1838-1883), básicamente se compone de patata y hortalizas cocidas al gusto, mezcladas con mayonesa y como muchas recetas tradicionales tiene sus mil variantes. 

Aunque no es una elaboración complicada, tiene su "qué" el conseguir una buena ensaladilla rusa, la clave está en el punto de cocción de los vegetales y en equilibrar las cantidades. 
La cocción de la patata y la zanahoria puede ser la clave del éxito de nuestra ensaladilla, no deben quedar duras. La proporción entre patata, mayonesa, etc. también es vital para que quede cremosa sin llegar a líquida, pero todo es cuestión de ir probando, si la primera vez no sale a tu gusto del todo ya tendrás la pauta para que en la siguiente triunfes. 
En el resto de elementos ya juega el gusto personal de cada cual, con más o menos zanahoria, atún, huevo, etc.

Mi fórmula es bastante sencilla, los ingredientes habituales pero eliminando los guisantes que no son santo de la devoción de mi pinche/cobaya, para darle un toque de color verde la espolvoreo con cebollino fresco o seco.





Ingredientes para cuatro personas

3 patatas grandes
2 zanahorias grandes
150 gr. de atún en aceite
100 gr. de aceitunas rellenas de anchoa
2 huevos duros
4 filetes de anchoas
4 tiras de pimiento rojo
Mayonesa casera (puede ser de bote)

Para la mayonesa casera
Aceite de girasol o de oliva para la mayonesa
Vinagre
Sal


Elaboración: 

Lavar bien las patatas, poner agua abundante a hervir con un puñado de sal. Cocerlas enteras y sin pelar.
Pelar las zanahorias y ponerlas a cocer en otro recipiente o bien ponerlas sin pelar junto con las patatas.

A los 25 minutos, pinchar las patatas y las zanahorias. Si el pincho o cuchillo entra con facilidad, es que están. Si no, dejarlas 5 minutos más.

Cocer los huevos durante 10 minutos, se pueden poner en el mismo agua de las patatas. Después pasarlos por agua fría y pelarlos.

Dejar que todo se enfríe.

Si hacemos la mayonesa casera la preparamos ahora. (ver receta aquí)

Cuando esté todo frío, pelar las patatas y cortarlas en dados pequeños de 1 cm. aprox. hacer lo mismo con las zanahorias.

En un bol ir poniendo los ingredientes, la patata, la zanahoria, las aceitunas cortadas en dos mitades y el atún escurrido y desmigado. Añadir unas cucharadas de mayonesa, remover, probar y corregir de sal e ir agregando más mayonesa hasta conseguir la cremosidad que nos guste.

Dejar en la nevera. Al momento de servir le incorporamos una anchoa, una tira de pimiento rojo y espolvoreamos con cebollino fresco o seco.

Servir fría.



sábado, 5 de agosto de 2017

Arroz negro con sepia de Ferran Adrià

Muchas veces improviso y hago el arroz sin receta, de lo que hay por la nevera, pero hoy he preparado uno especial, de autor, nada menos que de Ferran Adrià, pero no os asustéis, es de lo más sencillo, está en el libro "La comida de la familia", del que ya hablé en el post de las Carrilleras al vino tinto y mostaza.

La primera vez que cocino una receta de autor intento ser fiel a sus instrucciones y no caer en mis propios hábitos culinarios, por eso en el caso de este arroz he aparcado mis reservas y le he puesto cebolla, en contra de mis principios, herencia de mi abuelo valenciano, que mantenía que en el arroz tipo paella "jamás de los jamases" se pone.  Lo cierto es que ha quedado estupendo y aunque sólo sea para este arroz creo que repetiré la transgresión.

Los arroces no son una ciencia exacta y hay factores que contribuyen al éxito o fracaso del resultado. La proporción de líquido y arroz varía según el tipo, en el caso del arroz Bomba , el que yo uso, suele ser de 2,5 ó 3 medidas de líquido por 1 de arroz. Yo le pongo 3 y me funciona bien,  pero cosas como la humedad ambiental o el tipo de fuego influyen en la absorción. Esto lo comento porque no hay que tener miedo a añadir un poco más de líquido a los arroces, lo importante es que el punto de cocción sea a nuestro gusto.  

En el libro, las elaboraciones básicas que forman parte de este arroz, como el Sofrito, el Caldo de pescado (que ya está publicado en este blog) y la Picada están separadas en recetas independientes, pero yo las voy a poner todas en la misma receta para que sea más fácil de seguir.

Esta receta participa en la repesca del mes de Julio del reto de Cooking The Chef.



Ingredientes para 6 personas:

Para el arroz:

600 gr. de arroz Bomba
Aceite de oliva (70 ml.)
600 grs. de sepia fresca limpia
1,8 litros de caldo de pescado 
30 gr. de picada (*1 cucharada)
80 gr. de sofrito  (*aprox 6 cucharadas)
5 sobres de 4 gr. de tinta de calamar (*yo le pongo entre 6 ó 7 porque nos gusta muy negro)
Sal


************************************************

1 kg. de pescado de roca (morralla) o cabezas y espinas
250 gr. de cangrejos, galeras o similar
1 cucharada de aceite de oliva
2.5 l. de agua 


Para el sofrito 

2 cucharadas tomate triturado
1 cucharada de aceite de oliva 
1 o 2  dientes de ajo (al gusto)
1 cebolleta
1 pizca de tomillo seco  
1 pizca de romero seco  
1/4 de hoja de laurel
Sal

Para la picada

Perejil deshojado 1 rama o dos
1 cucharada de aceite de oliva 0,4º
Azafrán 5 o 6 hebras
1/2 diente de ajo pelado
1 cucharada sopera de avellanas peladas y tostadas (15-20 gr.)




Elaboraciones previas:


Para hacer el arroz deberemos tener preparados el caldo de pescado, el sofrito  y la picada. 

El caldo de pescado:

1 - Poner a calentar en una olla el aceite de oliva . Añadir los cangrejos (o los crustáceos elegidos) y rehogar bien.
2 - Incorporar el pescado lavado (si los peces son pequeños se ponen tal cual, pero si alguna pieza es más grande yo le quito las vísceras para que no amarguen)
3 - Añadir el agua y poner a hervir.
4 - Una vez llegue a ebullición, sacar las impurezas de la superficie.
5 - Dejar cocer durante 20 minutos y pasarlo por un colador fino.

El sofrito:

Nota (* He cambiado un poco el proceso, adaptándolo para hacerlo sólo para una vez, porque en el libro hacen grandes cantidades, lo trituran con batidoras, lo dejan reducir más tiempo, lo congelan, ... etc.  y creo que es complicarse la vida innecesariamente para hacerlo en casa. 

1 - En una sartén echar la cebolla y el ajo dejando que doren un poco.
2 - Bajar el fuego, agregar las hierbas aromáticas y remover para que no se peguen.
3 - Añadir el tomate y poner a punto de sal, dejar que se cocine todo.

 La picada:

1 - Tostar en una sartén las hebras de azafrán, envueltas en papel de aluminio, durante dos segundos procurando no quemarlas. (yo no las he tostado)
2 - En un mortero poner el medio ajo pelado y el perejil deshojado y limpio.
3 - Añadir las hebras de azafrán.
4 - Incorporar el aceite de oliva y machar hasta conseguir una pasta.
5 - Añadir las avellanas y seguir machacando hasta conseguir una mezcla homogénea.

Nota: Las avellanas se pueden sustituir por almendras.


*********************************************

ELABORACIÓN DEL ARROZ


Cortar la sepia limpia en cuadrados de 2 cms. aprox.

Poner el caldo a calentar.

En una paellera poner aceite a calentar, rehogar la sepia.

Añadir el sofrito y cocer a fuego medio 10 minutos, añadiendo un poco de agua si fuera necesario

Añadir el arroz y sofreír 2 minutos.

Mojar el arroz con el caldo caliente y cocer sin dejar de remover, ir añadiendo el caldo en pequeñas cantidades a medida que el arroz vaya absorbiéndolo. 

Reservar dos cazos de caldo, uno para diluir la tinta y otro para la picada.

A los 5 minutos añadir la tinta previamente disuelta en un poco de caldo caliente. 

Cuando sólo falten unos 5 minutos para terminar la cocción, añadir la picada diluida en el mortero con el último cazo de caldo y remover. 

Dejar reposar 5-10 minutos.

Se puede servir acompañado de alioli.





Otras recetas de arroz tipo paella que podéis encontrar en este blog:

 Paella de mariscos y conejo  
Arroz negro con mariscos


Podéis ver las recetas de mis compañer@s de reto pinchamdo aquí


domingo, 30 de julio de 2017

Fumet o caldo de pescado de Ferran Adrià

El fumet o caldo de pescado es una elaboración básica,  fácil de hacer y muy útil. Se puede preparar con una buena "morralla" (pescados de sopa variados ) o  sólo con las cabezas y espinas si lo quieres sencillo. Hay quien le pone hortalizas y quién no. A mi me gusta esta receta de Ferran Adrià porque sólo lleva pescado y marisco, sin vegetales para no condicionar su futuro uso.

Para potenciarlo aún más se le agregan cangrejos, galeras, etc.  En ocasiones no encuentro los mariscos y recurro a mi congelador donde guardo las  cabezas y pieles de los crustáceos que uso en otras elaboraciones, como langostinos, gambas, cigalas, etc., porque dan mucho sabor a estos caldos. 

El fumet es fundamental en algunos guisos y arroces para tener éxito. Al utilizarlo en mi último  Arroz negro con sepia,  me dí cuenta de que la receta del caldo de pescado no estaba publicada en el blog de forma independiente y pensé que lo merecía.  

Es bastante rápido, se prepara en 30 minutos, yo suelo hacer en cantidad y lo  congelo en cubiteras, luego lo paso a bolsas de congelar y lo tengo a mano para usar cada vez que lo necesito. 

Los bricks de caldo de calidad,  nos solucionan la vida en muchas ocasiones, pero a veces no pensamos en lo fácil que es tener nuestro propio caldo preparado, más fiable que el mejor de todos los del mercado.

Esta receta está inspirada en la del libro de Ferràn Adrià La comida de la familia y participa en la repesca del reto de Cooking The Chef del mes de julio.




Ingredientes para 3 litros
1,7 kg. de pescados para sopa (morralla o cabezas y espinas)
400 gr. de cangrejos o galeras o cabezas y pieles de crustáceos
25 ml. de aceite de oliva 0,4º (suave)
4 litros de agua



Elaboración:


1 - Poner a calentar en una olla el aceite de oliva . Añadir los cangrejos (o los crustáceos elegidos) y rehogar bien.

2 - Incorporar el pescado lavado (si los peces son pequeños se ponen tal cual, pero si alguna pieza es más grande yo le quito las vísceras para que no amarguen)

3 - Añadir el agua y poner a hervir.

4 - Una vez llegue a ebullición, sacar las impurezas de la superficie.

5 - Dejar cocer durante 20 minutos y pasarlo por un colador fino.


NOTA: Para congelar el caldo sobrante, dejar enfriar totalmente y ponerlo en cubiteras en el congelador. Cuando esté congelado se puede desmoldar y guardar en bolsas para que ocupe el menor espacio posible. 



Para ver las recetas de mis compañer@s de reto podéis pinchar aquí